• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Starsky Brines dibuja sus recuerdos sobre papel

El artista intervino varios troncos en las obras más recientes | Foto Manuel Sardá

El artista intervino varios troncos en las obras más recientes | Foto Manuel Sardá

El artista asegura que en los museos no se están conservando las obras contemporáneas de esta generación 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sus dibujos son un registro transversal de su memoria. El papel se ha convertido en la herramienta indispensable para documentar recuerdos. Una serie de trazos que se ha preocupado por archivar desde que era niño, que se muestran como evolución dentro de su discurso como artista.

Para Starsky Brines no existen los bocetos. Sus obras plásticas pueden manifestarse en pequeñas intervenciones en hojas tamaño carta, como en grandes collages llenos de color. El artista nacido en Maturín se ha preocupado por trabajar el dibujo como una disciplina, con voz propia, que luego puede concluir en pintura y, más recientemente, en piezas escultóricas.

El próximo domingo, a las 11:00 am, Brines estará en la galería GBG Arts de Prados del Este para presentar El papel del dibujo, una individual en la que revisa parte de su carrera resumida en tres salas.

La propuesta curatorial parte de sus últimos trabajos, unos dibujos que ejecutó sobre pedazos de troncos que encontró en su nueva casa de San Antonio de los Altos, que lo remiten a sus orígenes. “Me parecía que podía hacer algo con el volumen, intervenir el paisaje con herramientas distintas. Quise darle al dibujo una tridimensionalidad”, señala el artista.

En la segunda sala de la galería se presentan dos cuadros estructurados por collages de grandes dimensiones. “Papeles que quedaron en el olvido, pinturas malqueridas, retazos que encontré en mis archivos y comienzo a estructurarlos como una deconstrucción de la memoria. Fue un proceso hasta terapéutico, que construí a través de mis desechos, de pedacitos de mi propia impronta. Una propuesta tautológica”, dice Brines.

Frente a estos cuadros puso a dialogar una serie de dibujos que realizó entre 2008 y 2011, marcados por esa mirada que remite a una ingenuidad engañosa que ha caracterizado parte de su trabajo. “El universo de la infancia va quedando soslayado, bloqueado capa tras capa por la razón y sordidez de lo real. La contemporaneidad ve con ojos torcidos temas muy personales, que puedan caer fácilmente en lugares comunes y con alguna razón, porque ameritan una fina maniobra”, indica.

La última sala es un recorrido íntimo, como un diario integrado por 400 dibujos que pertenecen a sus archivos, que ahora adquieren otra lectura al ser expuestos sin una línea cronológica sobre cuatro paredes. Un gran autorretrato.

“Me molesta lo que sucede en los museos, porque no se están conservando las obras de los artistas de esta generación. Reconstruir la memoria de este tiempo en el arte contemporáneo venezolano va a ser difícil, porque va a estar sujeto a los coleccionistas privados. Si estuviésemos en otro momento le donaría mis obras al Museo de Arte Contemporáneo, para mí sería un placer que estén en su colección. Pero ni siquiera se acercan a las galerías a ver lo que estamos haciendo”, recalcó Brines.


El papel del dibujo
Inauguración: domingo, 11:00 am
GBG Arts, Avenida Principal de Prados del Este, Galpón #2
Entrada libre