• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Spielberg librado de un incómodo competidor

Las teorías de conspiraciones que rodean al premio más famoso del mundo llenarán un nuevo capítulo con la llamativa ausencia entre los postulados de Ben Affleck, el realizador de Argo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Steven Spielberg

Más que un director de cine, es una marca: está entre los 125 hombres más ricos de Estados Unidos, de acuerdo con la revista Forbes, y se ubica tercero entre las personalidades más influyentes del entretenimiento, en la lista más reciente también elaborada por esa publicación. Si gana el Oscar el domingo 24 de febrero, hecho que tiene alrededor de 80% de probabilidades de ocurrir según las principales casas de apuestas, sumará 3 estatuillas y se unirá a un selecto club de directores que incluye a John Ford (cuatro veces triunfador), William Wyler (tres ocasiones) y Frank Capra (también tres). Sin embargo, para la historia siempre quedará la duda de la incomprensible ausencia de Ben Affleck, por su trabajo en Argo, entre los postulados. Su trayectoria está indefectiblemente ligada al cine como espectáculo y montaña rusa de emociones, y sus trabajos más recientes, entre ellos Lincoln, no deslumbran como los más brillantes

 

Ang Lee

Llevó a la gran pantalla un libro de adaptación extremadamente difícil que implicaba poner un tigre en medio del océano, Una aventura extraordinaria, y por eso las casas de apuestas le dan entre 15% y 20% de probabilidades de dar el batacazo y ganarle a Spielberg. Taiwanés educado en Estados Unidos que al principio de su carrera filmaba guiones propios (como Banquete de bodas y Come, bebe, hombre, mujer), luego dejó de escribir y se convirtió en un narrador de historias ajenas de lujo que ya ganó el Oscar en 2006 por El secreto de la montaña

 

Michael Haneke

Quizás el único entre los cinco postulados que merece ser llamado autor, según la visión europea del arte fílmico, aunque los apostadores no le dan más de 6% de probabilidades de ganar en un Hollywood, donde seguramente se siente como un extraterrestre anciano y sabio. Se ubica en el clan de los siete directores que han ganado dos veces la Palma de Oro de Cannes. Austríaco de nacionalidad, aunque nació en Munich en el ocaso del nazismo, lo que quizás ha contribuido al pesimismo estructural de películas como Amour, su testamento sobre el deterioro

 

David O. Russell

Típica historia de caída y resurrección. Quedó marcado por la mala fama luego de sus peleas nada discretas con George Clooney y Lily Tomlin durante los rodajes de Tres reyes (1999) y I Love Huckabees (2004), respectivamente. Pasó seis años como leproso de Hollywood, hasta que su amigo Mark Wahlberg se acordó de él para que le dirigiera en el filme boxístico Nacido para vencer (2010), con la que obtuvo su primera postulación. Por la sólida comedia romántica Los juegos del destino, los apostadores le dan 4% de posibilidades de sorprender.

 

Benh Zeitlin

No ganará (menos de 2% de probabilidad de triunfo según los apostadores), pero el Oscar la catapultará como “el novato del año”. Como su nombre sugiere, es de origen judío: nació en Nueva York y tiene 30 años de edad, la infancia para un director de cine. Se remangó los pantalones y se hundió en los miserables pantanos expuestos a huracanes de los alrededores de Nueva Orleáns para filmar una historia de ficción con mucho de documental, su ópera prima Beasts of a Southern Wild, retrato esperanzador del lado más tercermundista de Estados Unidos