• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Solo cuenta una historia de traición y narcotráfico

Escena de la película Solo, dirigida por José Ramón Novoa

Escena de la película Solo, dirigida por José Ramón Novoa

La cinta es protagonizada por Laureano Olivarez, quien interpreta a un militar involucrado en actividades ilegales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El viernes se estrena en Venezuela Solo, del realizador José Ramón Novoa, luego de un periplo por el Festival  Internacional  de Cine de Santa Bárbara, el Festival de Cine Latino de San Diego y el Festival de Cine Latino de Chicago.

La película es protagonizada por Laureano Olivarez, quien interpreta a un militar padre de familia que busca cumplir con rectitud sus deberes profesionales y hogareños hasta que su vida se trastoca. El personaje se llama Tomás y trabaja en un puerto donde el narcotráfico se convierte en la única salida para acabar con los problemas que se le presentan cuando reaparece una vieja amante (Samantha Dagnino).

En ese momento la trama de corrupción se desarrolla en paralelo al conflicto familiar del funcionario con su esposa (Rebeca Alemán) y su hijo (Wilson Peña Nelo), un niño invidente que parece tener premoniciones.

“Es necesario, es lo que me rodea y lo que me afecta. Estamos viviendo momentos de gran crisis en el país. Todo sabemos lo que está sucediendo y hay excesivo silencio cómplice”, afirmó desde la ciudad de Los Ángeles por correo electrónico.

Aseguró que durante el rodaje personas designadas por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía trataron de impedir algunos cambios en el guion que eran necesarios.  

“No hubo censura directa, pero sí perturbación en el normal proceder creativo de una obra cinematográfica”, escribió Novoa, quien es coautor del guión de Solo con el uruguayo Fernando Butazzoni, quien ha tenido esa misma responsabilidad en Un lugar lejano, del mismo director; Desautorizados, de Elia Schneider; además de Zona cero y Esclavo de Dios, de Joel Novoa Schneider.

El cineasta indicó que por los momentos sus próximos trabajos no estarán vinculados en su totalidad con Venezuela. Una vez que finalice el montaje y posproducción del filme  Tamara, que realiza Schneider, realizará proyectos en conjunto con Argentina y Uruguay, además de una serie de televisión con un canal estadounidense. “¿Cómo puede uno plantearse hacer una película, con talento que también debe venir de afuera en algunos casos y todo lo que se necesita de insumos, sin tener una sola divisa para obtenerlos?”, se pregunta el director. 


Retiró película. Ayer, Novoa anunció a través de un comunicado el retiro de Solo del proceso de selección de la cinta venezolana que estará en liza para ser una de las cinco nominadas al Oscar como Mejor Película Extranjera.

Criticó que nunca le hayan dicho quiénes integrarán la comisión permanente que se encargará de la elección. Además, cuestionó que la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos no lo haya invitado a él, ni a su esposa Elia Schneider, a formar parte del grupo que este año escogerá el largometraje.

Mariana García, asistente de la junta directiva de la ANAC, afirmó que si bien es cierto que son convocados los directores de filmes que han sido escogidos anteriormente para representar al país en la preselección al premio de la Academia, no pueden estar aquellos que tienen producciones estrenadas durante el período que se evaluará.

“Él tiene todo el derecho de retirar su película”, dijo García sobre el cineasta, de quien se ha elegido anteriormente las cintas Sicario y Garimpeiros para aspirar a la nominación al principal galardón de la industria cinematográfica estadounidense.

Ficha

Solo 

Dirección: José Ramón Novoa

Estreno: viernes 22 de agosto

Cinex y Cines Unidos


“El proceso político

está afectando al CNAC”

El actor Laureano Olivarez  protagoniza por cuarta vez una película dirigida por José Ramón Novoa. “Él es mi descubridor”, señaló el actor que interpretó a Jairo en Sicario, cinta estrenada en 1994 sobre un joven que termina siendo un asesino a sueldo.

“Es un hombre correcto, dedicado al lado claro de la vida. No el vivaracho que quiere aprovecharse de los demás. Como muchos de los venezolanos que nos sentimos ahogados porque parece que no hay salida, José Ramón ve la necesidad de contar historias, especialmente en un país como Venezuela”, detalló el intérprete, que encarna en Solo a Tomás, para referirse a la temática recurrente en la filmografía del realizador.

Olivarez también lamentó que haya habido presiones para no hacer cambios en la trama del filme durante el rodaje. “Hubo un grupo designado por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía que supervisaba dos o tres veces a la semana la filmación. Veían qué tipo de escenas se hacían, si se cumplían las pautas. Como actor me pareció raro que estuviesen ahí. Es lo que se está viendo en el país, donde las cosas parecen obligadas, donde no se tienen alternativas. Simplemente tienes que cumplir una orden para no ser sancionado. El proceso político que vive Venezuela está afectando al Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, que ahora depende del Ministerio de Comunicación”.