• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Slash: “Me concentré en ser guitarrista líder”

Slash | Foto: AFP

Slash | Foto: AFP

Slash, ex integrante de Guns N’ Roses, volverá a Venezuela después de dos años, con Myles Kennedy and The Conspirators, para presentar el disco Apocalyptic Love

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El guitarrista Saul Hudson atiende el teléfono en su habitación de hotel en Sao Paulo, Brasil, por donde pasó su gira con Myles Kennedy and The Conspirators, una banda en la que, a raíz de la grabación de su primer álbum como solista –el que lleva su nombre artístico: Slash–, encontró a unos aliados que se ajustan perfectamente a su propuesta.

El rock es un verbo para el músico de 47 años de edad, nacido en Stoke-on-Trent, Inglaterra, pero criado en Los Ángeles, Estados Unidos. Su feeling como instrumentista y su imagen con sombrero, pantalones de cuero, lentes oscuros, el rostro parcialmente cubierto por la cabellera negra y dedos anillados que acarician su fiel Gibson Les Paul, lo convirtieron en un ícono desde que integró Guns N’ Roses. Sin embargo, la encargada de su oficina de prensa le ruega a su entrevistador que se concentre en la etapa posterior a 1996.

Ha colaborado con artistas conceptualmente distantes. Verbigracia, Michael Jackson y Paulina Rubio. Pero desde 2010, cuando regresó a Caracas después de 18 años de su primera visita, se ha concentrado en su propio material. El álbum que presentará en el estacionamiento de El Nacional el miércoles se llama Apocalyptic Love, pero Slash suele apoyarse en el vocalista Kennedy, el bajista Todd Kerns y el baterista Brent Fitz para recorrer hits de cada uno de los proyectos en los que ha participado.

—¿Cuándo conoció a Myles Kennedy?
—Nunca habíamos compartido antes de “Starlight”, pero sabía de él por Alter Bridge. Tenía esas dos canciones de mi primer disco y no se me ocurría alguien mejor para grabarlas, así que lo llamé y fuimos al estudio. Fue fabuloso trabajar con él, tanto así que cuando se acercaba el tour le pregunté si quería participar. Es el único intérprete que conozco que puede cantar bien temas de Guns N’ Roses, Velvet Revolver y Snakepit. Estuvimos en la carretera por un año y medio y quedé con la idea de que si hacía otro disco lo trabajaría con ellos.

—¿Cómo ha funcionado el dúo creativo?
—Yo escribo todo el tiempo. Cuando tengo algo interesante, compilo las ideas y se las envío a Myles para que trabaje en las letras. A veces avanzamos en vestidores, hoteles o en pleno viaje. Al volver a casa, nos sentamos con más calma. Nos hemos complementado.

—¿Tiene recuerdos especiales de sus dos visitas al país (1992 y 2010)?
—La visita más reciente fue muy interesante, porque creo que nadie sabía bien lo que hacíamos. Creo que vieron mi nombre y fueron a curiosear, lo cual es maravilloso. La de 1992 fue nuestra primera gira suramericana. Fue importante, pero jamás he estado tan bien como ahora.

—¿Cómo fue la experiencia de tocar y grabar ese disco en Stoke-on-Trent?
—Fue una noche muy muy especial, porque fue mi regreso al lugar en que nací. Salí de allí en 1970, cuando tenía 5 años de edad. Fue algo grande para mí porque, aunque me veo mucho con mi familia en Londres, Manchester o donde esté, no había regresado a esa ciudad.

—¿Cómo llegó la guitarra a sus manos?
—Cuando tenía aproximadamente 14 años de edad hice amigos que tenían una batería y una guitarra. Yo asumí que tocaría el bajo, pero cuando traté de aprender me di cuenta de que lo que quería era la guitarra. El problema era que no sabía cuál era la diferencia entre ambos. Así que la tomé y la toqué desde ese momento. La estuve escuchando desde pequeño, pero nunca se me había ocurrido ser músico. Lo de ser artista salió de la nada y mi vida cambió totalmente.

—¿Cuáles eran los ídolos del momento?
—Aerosmith era importante. Todavía lo es, pero ellos tuvieron mucho que ver con la dirección que tomé entonces. Me interesaban AC/DC, Black Sabbath, Cream, Led Zeppelin, Jeff Beck Group y el primer disco de Van Halen. Todo lo que tuviera una fucking guitarra. Desde un principio me concentré en ser guitarrista líder.

—¿Cuál fue la primera vez que subió a un escenario gigante?
—La primera vez que toqué en una arena fue con Guns N’ Roses. Abrimos un concierto en Santa Monica (California) en 1986, cuando estábamos a punto de grabar Appetite for Destruction. Fue muy cool. La energía que me mueve como músico, la razón por la cual hago esto, proviene de los grandes shows.

Slash: Apocalyptic Love Tour
Miércoles, 8:00 pm
Estacionamiento de El Nacional, Los Cortijos
Entradas: 950 y 1.200 bolívares
Información: www.profitproducciones.com