• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Skena cumple 35 años de compromiso con los jóvenes

La agrupación es dirigida por Basilio Álvarez | Manuel Sardá

La agrupación es dirigida por Basilio Álvarez | Manuel Sardá

Para celebrar el aniversario volverán a presentar El mago de Oz en el Trasnocho Cultural 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Skena no es el nombre de un grupo de teatro. Es la descripción de un proyecto educativo que nació hace 35 años en el sótano del Colegio Champagnat, en un pequeño auditorio de sillas amarillas donde se han formado cientos de jóvenes.

Skena también es la cruzada de su director, Basilio Álvarez. “Me gradué de profesor de Física y Matemática, porque mi pasión siempre fue la educación. Durante 10 años llevé ambas materias en el colegio, pero en las tardes tenía la pasión del teatro. Todo comenzó como un grupo estudiantil, pero quería que fuera algo más”.

Así surgió la idea de convertirlo en una asignatura, un espacio en el que los jóvenes se sintieran seguros. “Siempre he pensado que las artes debían ser una materia de estudio, al igual que practicar voleibol o fútbol. Por eso me empeñé en hacer un programa que se impartiera como una materia más en el colegio. Con el tiempo descubrí que a través del teatro se podían modelar mejores personas”, señala el director.

Durante los primeros años, Skena se interesó por los montajes infantiles y juveniles. Dieron grandes pasos con los musicales, que destacaban por el nivel actoral y la incorporación de instrumentos en vivo. “Recuerdo que hicimos Sueño de una noche de verano, que llamó la atención en el público. Javier Vidal, José Simón Escalona, Isaac Chocrón y Luigi Sciamanna son algunos de los que fueron a ver la obra, que ya no era juvenil, a pesar de que estaba hecha por estudiantes. Fue un boom”, indica Álvarez.

Eran los tiempos del Festival de Teatro José Ángel Porte Acero, a principios de los noventa, que se realizaba en el Ateneo de Caracas. Agrupaciones de colegios y liceos de todo el país competían sobre la sala Anna Julia Rojas. De ahí saldría la generación de actores y directores como Héctor Palma, Armando Álvarez, Prakriti Maduro, Vicente Albarracín, Dairo Piñeres y Juan Carlos Souki, entre otros.

Skena pasaría a ser una compañía profesional de manera natural. La comedia Alesio en el Patio de San Bernardino y luego Retablo jovial fueron las primeras de esta etapa. “Nos interesaban los temas de los jóvenes, por esa efervescente pasión que puede contra todo, que no le teme ni a la muerte. Pero llega un momento en que el país termina por volcarse contra todo eso. Es un enemigo de esa alegría. Cuando nos encontramos de frente a esta realidad, las obras comenzaron a abordar temas sociales, de reflexión”, cuenta Álvarez.

Así llegaron a Pequeños fantasmas, en la que un individuo regresa a su colegio porque va a ser destruido para construir un centro comercial. Después vino ¡Ay, Carmela!, con Tania Sarabia, que toca la llaga del país dividido, de la Guerra Civil Española, del desprecio por el otro. Una obra tan exitosa como La ola, inspirada en la película Die Welle, del alemán Dennis Gansel, que reflexiona alrededor del fascismo, la autocracia y las fragilidades de la democracia.

Enemigo del pueblo y Ha llegado el inspector son sus propuestas más recientes. “En el caso de la comedia inglesa, quería una obra que me criticara a mí como sujeto. No tengo un poder para manipular, pero tengo una obligación con mi entorno. Yo, Basilio Álvarez, tengo una responsabilidad con el país, y quería investigarla, saber cuál es. El teatro se presenta como nuestra forma de reflexionar sobre todo lo que está pasando”.

Para celebrar los 35 años, Skena volverá a presentar este mes el montaje de El mago de Oz en el Trasnocho.

Cifra

10.000 personas vieron en todo el país La ola, un montaje que dio mucho de qué hablar.