• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sistema Nacional de Orquestas ofreció 21 presentaciones en la Scala de Milán

Mil niños y jóvenes venezolanos, pertenecientes al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela participaron en el evento |Foto: Archivo

Mil niños y jóvenes venezolanos, pertenecientes al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela participaron en el evento |Foto: Archivo

Hoy culmina la temporada con la interpretación de la Novena de Beethoven 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Teatro de la Scala de Milán se convirtió, este jueves 3 de septiembre de 2015, en un pasaje llanero de Venezuela.

La Cantata criolla, escrita por el guariqueño Antonio Estévez e inspirada en el poema de Alberto Arvelo Torrealba, Florentino el que cantó con el Diablo, se interpretaba por primera vez en ese templo de la música que durante todo el mes de agosto recibió a 1000 integrantes del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

2400 espectadores estaban en absoluto silencio, viendo la escena del contrapunteo entre El Diablo, el barítono Gaspar Colón, y Florentino, el tenor Idwer Álvarez, quienes, junto con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, la Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar y el maestro Gustavo Dudamel, le dieron vida a la leyenda del folclore criollo.

El Sistema apostó por lo venezolano y lo logró. La ovación se prolongó por 10 minutos, una rareza en La Scala para un programa de concierto sin aval crítico europeo.

Pocas veces en estos escenarios suena música de América Latina. Antes de ello sonó la Sinfonía Nº 1 de Beethoven, que permitió saber que la distancia en las influencias musicales son cortas, que la música no es un idioma de fronteras, sino de uniones.

Las localidades de la sala estaban totalmente agotadas, así como lo estuvieron en las últimas funciones de La bohème, y como lo están hoy para el último concierto sinfónico coral de la residencia en el que interpretarán la Novena sinfonía de Beethoven.

Con este concierto, El Sistema volvió a hacer historia en La Scala de Milán. Cuatro orquestas, dos coros y dos ensambles venezolanos representaron lo que se hace cada día, en cada uno de los 423 núcleos y 1340 módulos de El Sistema en los 24 estados de Venezuela; 1000 niños y jóvenes cantaron, tocaron y lucharon para demostrar el legado de 40 años de trabajo  y resultados de un sueño del maestro José Antonio Abreu, convertido hoy en un programa que involucra a más de 700.000 venezolanos y que ha sido adaptado en más de 50 países.

Información: Nota de Prensa.