• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Sinvergüenzas festejarán mañana sus 15 años con una pachanga

El concierto será en el Centro de Acción Social por la Música | Foto Cortesía

El concierto será en el Centro de Acción Social por la Música | Foto Cortesía

La primera presentación del ensamble fue el 26 de febrero de 2000 en la Universidad de los Andes. Desde entonces han editado cuatro discos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Eran conocidos como sinvergüenzas en los pasillos de la Escuela de Música de la Universidad de los Andes. La mala fama se la ganaron por el profesor Gilberto Rebolledo, quien se molestó una vez con el cuatrista Héctor Molina, el guitarrista Edwin Arellano, el flautista Sergio Torres y el contrabajista Raúl Picón por no haber ensayado para un concierto al que habían sido invitados.

Poco tiempo después decidieron oficializar el nombre y llamarse Los Sinvergüenzas. Su primera presentación fue el 26 de febrero del año 2000 en el Aula Magna de la ULA. De los miembros originales continúan Molina y Arellano. Ahora la flauta está a cargo de Raimundo Pineda y el contrabajo de Heriberto Rojas.

Mañana se cumplen 15 años de aquella actuación y para celebrarlo ofrecerán un concierto gratuito en el Centro de Acción Social por la Música, a las 5:00 pm. “Será una pachanga pública para recordar ese momento en el que pudimos lograrlo”, dice Rojas.

En la presentación contarán la historia de varios de sus temas. “Esos que son de amores truculentos o sobre alguna exnovia, que suelen ser común en uno de los integrantes cuyo nombre no diré”, manifiesta el contrabajista, quien suma otras razones al origen del nombre del cuarteto. “Somos unos desvergonzados en cuestiones del amor y también porque anteriormente tocar música venezolana en conservatorios era considerado una vergüenza”.

En el espectáculo actuarán como invitados el violinista Eddy Marcano, el maraquero Manuel Rangel y el cantante César Gómez.

Pineda afirma que uno de los logros del grupo es haber mantenido vigente su propuesta en una industria en la que cada vez es más difícil producir un álbum. “La historia dirá si nuestros temas forman parte del acervo musical del país”, señala sobre los cuatro discos que han editado hasta ahora: Bichoneando, Desde otro lugar, Sinverguensuranzas y Raíces.

Entre esas piezas nombra a “Amalgamados” de Molina y “Caramelito Papelón” de Arellano, composiciones que fueron parte del repertorio que el año pasado interpretó el ensamble con la Sinfónica Simón Bolívar, una experiencia que esperan repetir en 2015 con varias de las agrupaciones juveniles del sistema nacional de coros y orquestas.