• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela debutó en Caracas

Los niños interpretaron una sinfonía de Igor Stravinsky: <i>Divertimento El beso del hada</i>, pieza que fue dirigida por Jesús Parra |Foto: Archivo

Los niños interpretaron una sinfonía de Igor Stravinsky: Divertimento El beso del hada, pieza que fue dirigida por Jesús Parra |Foto: Archivo

Los pequeños músicos estrenaron en el país una obra de Stravinsky

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado sábado 18 de julio, se presentaron los 202 niños de la Selección 40 Aniversario 2015, luego de recorrer 21 estados venezolanos, Con la presencia del maestro José Antonio Abreu, y bajo la batuta de Gustavo Dudamel y Jesús Parra, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, en Quebrada Honda.

Los niños de la Sinfónica Nacional Infantil llegaron a Caracas y se presentaron por primera vez en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música el pasado 18 de Julio, antes de su debut internacional en Milán, Italia, el próximo 21 y 23 de agosto.

“Aquí está tu obra, maestro Abreu”, dijo el maestro Dudamel al presentar en Caracas la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela. “Estos niños que están aquí no son el futuro, son el presente, artistas de sus comunidades al más alto nivel. Recordemos este día. Este día es historia en el mundo, en el mundo de la música, de la esperanza”, afirmó mientras los pequeños niños miraban atentamente hacia el palco en el que se encontraba el maestro José Antonio Abreu, quien nuevamente fue testigo presencial del debut de la quinta generación de la Nacional Infantil en estos 40 años.

Los pequeños músicos adelantaron para el sábado la celebración del Día del Niño con el estreno de una obra en Venezuela de Igor Stravinsky: Divertimento El beso del hada, pieza que fue dirigida por Jesús Parra, joven músico que pertenece a las filas de la Sinfónica Juvenil de Caracas, y quien los conducirá también en Milán. Para luego interpretar la Sinfonía Nº 4, de Pyotr Ilyich Tchaikovsky, bajo la batuta de Gustavo Dudamel.

Esta obra fue estudiada a profundidad por los 202 músicos, quienes junto a casi 30 profesores de El Sistema recorrieron 21 territorios del país, como parte de los tres encuentros - seminarios que realizaron durante los últimos tres meses de este año. “¡Estamos viviendo un día hermoso! Lo digo como un miembro más, como un niño que fui de la Nacional Infantil de Venezuela hace aproximadamente 20 años, cuando comenzamos a soñar con una vida a través de la música”, agregó el maestro Dudamel, visiblemente emocionado.

Con la sala Simón Bolívar repleta, los aplausos de los padres, madres y representantes de los integrantes de la SNIV se hicieron sentir, no sólo como una ofrenda para la obra del maestro Abreu, sino en agradecimiento a la organización que hizo posible la preparación de esta orquesta. El esfuerzo de los niños, que integran la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela se vio recompensado con las ovaciones del público, el cual recibió de vuelta una descarga de alegría, durante la interpretación de los bises, Venezuela, de Pablo Herrero y José Luis Armenteros; y Mambo, de Leonard Bernstein.

Con este concierto en Caracas, la quinta generación de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela mostró el resultado del trabajo constante que han hecho junto con sus compañeros músicos de los diversos estados venezolanos y sus profesores y maestros; así como la madurez musical que han asumido al interpretar una de las obras más complejas de Tchaikovsky, que forma parte del repertorio de las grandes orquestas profesionales del mundo.

Este debut nacional ha sido el reflejo de la perseverancia y de las ganas de superación de estos artistas, cuyas edades oscilan entre los 7 y los 12 años. La Selección 40 Aniversario 2015 está consciente del reto que significa presentarse en la Scala de Milán, con la conducción del joven venezolano Jesús Parra y del maestro Riccardo Chailly, para interpretar piezas que han sonado muchas veces en esa sala.