• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sinead O'Connor ahora acusa a Simon Cowell de asesinar la música

La cantante Sinead O'Connor siempre será recordada por triturar una foto del Papa Juan Pablo II, el 3 de octubre de 1992, en un episodio de 'Saturday Night Live' l Foto: Archivo ADN

La cantante Sinead O'Connor l Foto: Archivo ADN

La irlandesa dijo que el juez de "The X-Factor" es uno de los responsables del actual estado de la industria, donde "todo se trata de hacer dinero". De paso, aseguró haber superado su "impasse" con Miley Cyrus

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sinead O'Connor sigue haciendo noticia por sus declaraciones. Como si no bastara su bullada pelea mediática con la estrella juvenil estadounidense Miley Cyrus, con fuertes declaraciones cruzadas y amenazas de demanda por medio, la cantante irlandesa ahora las emprendió contra otra figura de la industria musical, el temido juez de "The X-Factor" Simon Cowell.

La voz de "Nothing Compares To You", durante un programa de televisión irlandés, aprovechó de dejar en claro que su "impasse" con la ex Hannah Montana está totalmente superado, y redirigió sus críticas hacia uno de los rostros del famoso programa cazatalentos, que catapultó al estrellato a figuras como la boyband One Direction.

"En lo que respecta a mí, el tema con Miley Cyrus está totalmente superado, y no es algo de lo que quiera hablar la verdad. El tema de fondo es otro. Acá el problema es que algunos están asesinando la música", expresó la artista al programa "The Late Late Show" de la cadena irlandesa RTÉ.

"Siento mucha pena por cómo están matando al rock and roll, lo que está pasando por culpa de la industria, por gente como Simon Cowell o Louis Walsh. Ellos asesinaron la música, y estoy segura que cualquier otro artista del mundo estaría de acuerdo conmigo", continuó la cantante.

O'Connor responsabilizó a Cowell y a Walsh, su compañero en el programa cazatalentos, de ayudar a la "industrialización" de la música.

"La industria ha tomado mucho terreno en la música, ahora todo se trata de hacer dinero, de 'sexualizar' a estas personas extremadamente jóvenes que publican discos y de rendirle culto a los diamantes y a los lujos. Todo esto está matando la música, y eso es lo que realmente importa", finalizó.