• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sindicato de policías de Nueva York llama a boicotear películas de Tarantino

Tarantino | AFP PHOTO / BERTRAND GUAY

Tarantino, de 52 años, marchó el sábado en Nueva York junto a cientos de personas para protestar contra la brutalidad policial | AFP

Los oficiales reaccionaron molestos contra el director, a quien califican de “fabricante de depravaciones”, luego de que encabezó una marcha contra la brutalidad policial 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mayor sindicato de policías de Nueva York llamó a boicotear las películas de Quentin Tarantino, porque el ganador del Oscar protestó contra las muertes de sospechosos desarmados a manos de oficiales estadounidenses.

“No es una sorpresa que alguien que se gana la vida glorificando el crimen y la violencia además odie a los policías”, dijo Patrick Lynch, presidente del sindicato Patrolmen's Benevolent Association. “Es hora de boicotear las películas de Tarantino”, añadió.

La próxima cinta de Tarantino, The Hateful Eight, trata de unos cazadores de recompensas en Wyoming tras la guerra civil estadounidense. Se estrenará en Estados Unidos el día de Navidad y en el mercado hispanoamericano en enero.

Esta película sigue a una serie de éxitos de taquilla como Reservoir Dogs y Pulp Fiction, que le han merecido al director dos premios Oscar y numerosos galardones en todo el mundo.

“Los oficiales de policía a los que Quentin Tarantino llama 'asesinos' no están viviendo en una de sus depravadas fantasías de la pantalla grande. Ellos arriesgan y a menudo sacrifican sus vidas para proteger a las comunidades del caos y del crimen de verdad”, destacó Lynch.

“Los neoyorquinos necesitan demostrarle a este fabricante de depravaciones que él no tiene por qué venir a nuestra ciudad a vender sus difamatorias ficciones sobre la policía”, agregó.

El director de 52 años marchó el sábado en Nueva York junto a cientos de personas para protestar contra la brutalidad policial, tras varios casos de muertes de afroestadounidenses a manos de oficiales blancos.