• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Simon Rattle: “Es maravilloso tocar con esta orquesta”

"La música te enseña a mirar de forma periférica y no solamente en una dirección", dijo el músico británico | Foto Henry Delgado / Archivo

"La música te enseña a mirar de forma periférica y no solamente en una dirección", dijo el músico británico | Foto Henry Delgado / Archivo

El director de la Filarmónica de Berlín ofreció una rueda de prensa en la que habló del trabajo con la agrupación venezolana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Orquesta Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela ensaya desde el martes en Salzburgo para el concierto con el que debutará hoy en el festival que se celebra en la ciudad austríaca.

Con las presentaciones que los niños venezolanos ofrecerán en la sala Felsenreitschule durante el fin de semana se cerrará la residencia del Sistema en uno de los encuentros de música académica más importantes del mundo.

Después de los dos días de intercambio que tuvo con la Mozarteum Infantil, la Sinfónica Infantil y su director, Jesús Parra, empezaron a ensayar el jueves con sir Simon Rattle, batuta de la Filarmónica de Berlín y quien conducirá los conciertos de hoy y mañana junto con Parra.

En el descanso del ensayo del jueves, Rattle conversó con los medios sobre el trabajo con la orquesta infantil. El director inglés se refirió a la evolución que percibe en los músicos desde la última vez que los vio, en 2010, cuando visitó Caracas y compartió con un grupo de ellos. "Tres años después me encuentro con estos niños y es totalmente diferente la experiencia. Los músicos de la Simón Bolívar me dijeron: 'Mira lo que viene allá atrás. Estos niños tocan mejor que nosotros cuando teníamos esa edad'. Esta agrupación infantil tiene una fineza y adquirió unos conocimientos que no tenía antes y eso es impresionante. Es maravilloso tocar con esta orquesta. Son muy, muy jóvenes, pero se les puede pedir todo, igual que a los adultos". También bromeó con los periodistas. "Lo siento por ustedes, deben estar desesperados por escuchar algo diferente a las alabanzas y las loas. Algo distinto. Pero sólo tengo eso: alabanzas".

Dentro del repertorio que ofrecerá la Sinfónica Infantil en Salzburgo se encuentra la Sinfonía Nº 1 de Gustav Mahler. Al ser consultado sobre la complejidad que implica para los niños la interpretación de piezas del director austríaco, Rattle recordó que Mahler compuso esa obra sólo con 10 años más de los de algunos integrantes de la orquesta. Agregó que los jóvenes músicos venezolanos no sólo tienen el talento sino la sensibilidad necesaria para ejecutar sin problemas la Sinfonía Nº 1. Cree que las emociones que transmiten las piezas de Mahler se conjugan perfectamente con la intensidad y la energía de los integrantes de la sinfónica. "Estos niños conocen lo más importante: saben de amor, saben de muerte, saben de profundas preocupaciones y, sobre todo, saben de alegría y de júbilo. De eso se trata la música. Y eso les recordarán a todo el que los escuche. Me gustaría tener una máquina del tiempo, traer aquí a Gustav Mahler, aunque sea por diez minutos, y verle la cara".

Se refirió al modelo educativo del Sistema como el más inspirador que ha conocido, y resaltó el mensaje que su labor da al mundo. "Es verdad que hay muchas cosas que parecieran dividir a la gente, pero si encontramos una cosa para que las personas se unan no habrá nada que las pueda detener y nada que no se pueda lograr. Este es un modelo que evidencia cómo se puede trabajar en conjunto. La música te enseña todo sobre cómo trabajar en equipo y cómo confiar el uno en el otro. Te enseña a mirar de forma periférica y no solamente en una dirección".

El director dijo que es maravilloso lo que el Sistema ha logrado durante su residencia en el festival y valoró la obra del maestro Abreu. "Se necesitan a hombres extraordinarios para que sucedan cosas así. Suráfrica tiene a Nelson Mandela, ustedes tienen a José Antonio Abreu".