• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sibci cuestiona declaraciones de directora de Pelo malo

El Sibci informó de manera inexacta que Pelo malo es una producción de la Villa del Cine | Foto cortesía Cinemapress

El Sibci informó de manera inexacta que Pelo malo es una producción de la Villa del Cine | Foto cortesía Cinemapress

En una nota difundida por el Sibci, Mariana Rondón es atacada por criticar a la institucionalidad que ha financiado sus películas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El espíritu del macartismo parece rondar sobre Venezuela con particular fuerza. En la misma semana en que se anunció un procedimiento administrativo contra un canal de televisión que presentó una investigación sobre el desabastecimiento (Globovisión), por “difundir elementos que podrían provocar zozobra en la ciudadanía”, la premiada cineasta Mariana Rondón recibió una respuesta inquietantemente intolerante por las declaraciones que dio a El País de España, luego de que su película Pelo malo se llevó la Concha de Oro del Festival de San Sebastián.

“La cineasta emitió duras críticas hacia Venezuela y desconoció al Gobierno Bolivariano que financia sus películas”, indica una nota sin firmante con fecha del lunes y el título: “Mariana Rondón critica a Chávez al recibir premio con película financiada por Villa del Cine”, que ayer se podía leer en el portal del Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (www.sibci.gob.ve).

Los responsables de los mensajes emitidos por el Sibci, al parecer, desconocieron la esencia del resto de las declaraciones de Rondón a El País: “No me gusta la polarización. En esta radicalización, que me preocupa mucho, hemos perdido los sitios de encuentro (…) Cada vez nos hacemos más daño y nos hundimos más. Cada vez el otro, por no tener la misma idea, es más enemigo”.

En El Nacional, el lunes, Rondón matizó: “El problema es de los dos lados. La solución es hablar, no hay más opciones, hay que convivir. Esto es una relación amorosa, una relación familiar, esto es un país”.

En la nota del Sibci se señala que Pelo malo fue financiada por la Villa del Cine, lo que es inexacto: el único organismo del Estado que participó en su producción fue el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía.