• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sexo en la ciudad rompió los tabúes del lenguaje cotidiano

La reconocida actriz de 'Sex And The City' y productora Sarah Jessica Parker es madre de tres hijos: James Wilkie Broderick, Tabitha Hodge Broderick y Marion Loretta Elwell Broderick | Foto: El Tiempo / Colombia / GDA

La reconocida actriz de 'Sex And The City' y productora Sarah Jessica Parker | Foto: El Tiempo / Colombia / GDA

Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha cambiaron los estereotipos de los personajes femeninos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la columna que escribe en el primer episodio de Sexo en la ciudad, Carrie Bradshaw recibe a los televidentes con una entrada contundente: “Bienvenida a la era de la pérdida de la inocencia”.  Ese fue la advertencia de la historia que duró seis temporadas al aire y que el pasado jueves cumplió quince años de haber sido transmitida por primera vez.

La amistad entre Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte, cuatro mujeres treintañeras profesionales e independientes, era el centro del programa. Pero existían aristas igualmente importantes: la moda, el uso de un lenguaje franco para referirse a la sexualidad y, por supuesto, la historia intermitente entre Carrie y Mr. Big. Todos estos temas mantuvieron sus 94 episodios en un huracán de críticas feministas, polémicas conservadoras y alabanzas de los fanáticos.

Las actuaciones de  Sarah Jessica Parker, Kristin Davis, Cynthia Nixon y Kim Catrall fortalecieron el ya tentador guión. Sexo en la ciudad las convirtió en las infaltables de las alfombras rojas, en las mejores amigas de las fanáticas y en el objeto del deseo de los hombres. Asimismo, Chris Noth sedujo al público femenino tal como su personaje lo hizo con Carrie.

Pese a sus detractores, la serie marcó un hito en la televisión y se convirtió en una referencia cultural importante en la época, que aún hoy da de qué hablar. La vestimenta de Carrie y su público amor por los zapatos de diseñadores como Jimmy Choo y Christian Louboutin eran igualmente importantes que la historia que se contaba en cada episodio. La manera en la que, con desparpajo, se trataban las relaciones y la sexualidad influyeron en una generación de adultas jóvenes que fueron fieles a la serie hasta el final.

La masturbación femenina y el uso de juguetes sexuales fueron de los temas más controversiales. Nunca antes una serie de televisión había hablado tan libremente sobre eso y Sexo en la ciudad le dedicó, al menos, tres episodios. 

Catherine Redfern, editora de la revista electrónica The F Word, aseguró a The Guardian en 2004 que este show fue el primero que le dio a las mujeres voz propia para hablar de sus relaciones. “Todo el mundo se conecta a los personajes de Sexo en la ciudad, representan extremos, y muchas mujeres se refieren a diversos elementos presentes en ellas cuatro. Es como la generación de Bridget Jones”, añade.

El fenómeno fue tal que dio paso a dos películas que continuaron la serie, la primera estrenada en 2008 y la segunda en 2010. Actualmente, The Carrie Diaries, una precuela, se transmite en Boomerang. Y muchos han relacionado a Girls, de HBO, con Sexo en la ciudad.  También la ciudad de Nueva York creó un tour para recorrer los lugares más populares que las cuatro amigas visitaban en el show.

La serie fue apreciada por el público femenino gracias a que abrió el camino y dio un paso adelante en las discusiones sobre la sexualidad. Algunas feministas han señalado que, aunque el programa no estaba acorde a su ideología, las mujeres ganaron al tener un retrato entretenido de estas cuatro amigas confiadas, que no se cuestionaban ni se martirizaban por tener una vida sexualmente activa.


RECUADRO

Invitados

A lo largo de sus seis temporadas, Sexo en la ciudad contó con la participación de varias personalidades como invitados. Donald Trump, Jon Bon Jovi, Matthew McConaughey, Vince Vaughn, Hugh Hefner, Timothy Olyphant y Geri Halliwell fueron algunos. Otro que actuó durante la sexta temporada fue el bailarín ruso Mikhail Baryshnikov, quien interpretó a Aleksandr Petrovsky , un artista plástico enamorado de Carrie y con quien se muda a París para descubrir que el hombre que la deslumbró se quedó al otro lado del océano y ahora se muestra como un egocéntrico.


La Cifra

94

episodios tuvo en total Sexo en la ciudad. La temporada más larga fue la última, que tuvo 20 capítulos, y la más corta fue la tercera, que tuvo sólo 8




kfranceschi@el-nacional.com