• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Series originales en internet, la nueva meta de grupos tecnológicos

Kevin Spacey interpreta a Frank Underwood | Archivo

Kevin Spacey interpreta a Frank Underwood | Archivo

El último en haberse lanzado en esta aventura, el grupo de internet Yahoo!, busca guionistas y directores de televisión para cuatro comedias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Quién estrenará el próximo House of Cards? Los grandes grupos tecnológicos se pelean por producir series originales en internet, con la ambición de competir con las que pasan por televisión, cuyos ingresos publicitarios despiertan el apetito.

El último en haberse lanzado en esta aventura, el grupo de internet Yahoo!, busca guionistas y directores de televisión para cuatro comedias, según The Wall Street Journal, y pretende pagar por ello entre 700.000 y un millón de dólares por episodio, para un total de 10 capítulos por serie.

Esto recuerda las grandes sumas invertidas el año pasado por el sitio de videos en internet Netflix para su serie política House of Cards. Un presupuesto valorado en un centenar de millones de dólares que le permitió contratar a estrellas de Hollywood y ganarse a la postre varios galardones, entre los cuales un Globo de Oro para la actriz Robin Wright y un premio Emmy para el realizador David Fincher.

Diferenciarse

Los sitios de videos a demanda como Netflix usan cada vez más series originales para diferenciarse de sus competidores.

Es una apuesta que también tomó otro rival Hulu, y más recientemente el gigante de la distribución en línea, Amazon, que tiene su propia serie televisiva Alpha House.

Además, la semana pasada multiplicó sus proyectos en desarrollo dando luz verde a seis nuevos programas, entre los cuales una serie dramática (The After) ideada por el creador de Los Archivos X (X-Files), Chris Carter y una comedia dramática sobre "sexo, droga y música clásica" con los actores Gael García Bernal y Malcolm McDowell ("Mozart in the jungle").

Otro nuevo jugador inesperado en esta contienda de programación original en línea: el grupo informático Microsoft.

El gigante busca aumentar el atractivo de su última consola de videojuegos Xbox One con funcionalidades multimedia. El año pasado, cuando la presentó, había prometido una serie original producida especialmente por Steven Spielberg y basada en el exitoso juego "Halo".

Añadió esta semana otra serie de ciencia ficción, "Humans", coproducida con una cadena tradicional, Channel 4, que la difundirá en 2015 en el Reino Unido mientras que la Xbox será su plataforma de lanzamiento en Norteamérica.

Su división Xbox, "sumergida por el interés de la comunidad de creadores", dio luz verde en total a seis programas con otros tres en desarrollo, según una portavoz.

Probablemente en un intento por adelantársele, y aventajado por sus propios estudios de cine, el grupo japonés Sony también confirmó que quería producir una serie original para su consola de videojuegos, la PlayStation.

Fuente de ingresos publicitarios

Detrás de ese afán productivo de los grandes tecnológicos con programas originales en internet, el objetivo es financiero. El grupo en internet AOL acaba de prolongar cuatro series entre las cuales un documental sobre el ballet de Nueva York producido por Sarah Jessica Parker, conocida por su papel en la serie Sex and the City.

"El éxito de estas series es comparable con el de programas de alta gama en el cable (...), lo que las vuelve muy atractivas para los publicitarios y establece una alternativa viable" frente a la publicidad televisiva, asegura Charles Gabriel, responsable de video en AOL.

Para los analistas, la publicidad es también el objetivo de Yahoo!, que no habría descartado sus proyectos de comprar un sitio de video en internet después de su fracaso con el francés DailyMotion y apuntaría a rivalizar con YouTube, filial de Google.

Este último se quedó el año pasado en Estados Unidos con la mayor porción (20,4%) en el mercado considerado muy prometedor de los videos publicitarios en internet, según la firma emarketer.

"Contenidos de calidad deberían poder atraer recursos (publicitarios) previstos para la televisión", considera la firma de investigación Pivotal.

Advierte, sin embargo, que para asegurar un crecimiento a largo plazo será necesario "desarrollar con éxito" estos contenidos originales y eso "varias veces".

Y lo más probable es que los grupos de televisión tradicionales no se dejarán desplazar. Con la compra reciente de un gran productor de contenidos para los canales de YouTube, Maker Studios, Disney ya empieza a posicionarse.