• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sascha Barboza: “Nunca aspiré a ser mediática ni a estar en la farándula”

Embed:

La entrenadora disfruta de la fama que le han dado las redes sociales: lanzará un libro de recetas y una línea de suplementos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sascha Barboza nunca pensó que la meta que se trazó después de dar a luz a su hija Abril la convertiría en una celebridad de las redes sociales en el país. La marabina se propuso recuperar su figura pero sin usar pastillas mágicas ni cirugía estética, sino con la puesta en práctica de los conocimientos que aprendió durante su carrera como preparadora física: dieta balanceada y una exigente rutina de ejercicios.

El proceso de más de un año lo hizo público a través de su cuenta en Twitter @SaschaFitness y lo alimentó con fotos en su perfil de Instagram. Cada día compartía sus avances, acompañados de consejos y recetas. A medida que se incrementaban sus mensajes, aumentaba también el número de seguidores. Barboza comenzó a extender su red, ya no sólo en Maracaibo, ciudad donde vive, sino en otras partes del país.

“Nunca aspiré a ser mediática ni a estar en la farándula, es una consecuencia de mi trabajo, me tomó por sorpresa, pero lo estoy disfrutando. ¡Me encanta! Si bien los conocimientos que tengo me han ayudado a estar aquí, creo que principalmente la gente que me sigue es la que me montó en la plataforma donde estoy. Ellos creyeron en mí y son los que corrieron la voz. Les debo todo”, expresa la rubia de 28 años de edad, que no deja de hacer ejercicios cardiovasculares ni un día de la semana. 

Barboza ha participado en varios programas de la pantalla chica nacional y ahora empieza a recibir invitaciones en señales internacionales como CNN en Español. El martes, por ejemplo, estará en el espacio Notimujer, a las 11:30 am.

La proyección que le han dado las redes sociales (tiene más de 179.000 seguidores en Twitter y más de 123.000 en Instagram) le ha permitido no sólo aparecer en la televisión, sino ser elegida por Reebok como embajadora de la marca. También la ha ayudado a concretar sueños como lanzar su primer libro editado por el Grupo Planeta y una línea de suplementos, que saldrá próximamente al mercado.

“Con el libro quiero transmitir lo que es el fitness como estilo de vida, lo que es una alimentación saludable y natural. Voy a hablar de modo general de los beneficios de los alimentos y de las principales normas para llevar una vida sana. Básicamente, es un recetario. Estudié cocina y será muy didáctico. Saldrá a finales de año para que todo el mundo lo regale en Navidad. La línea de suplementos está lista, tengo las fórmulas desarrolladas con un laboratorio de Estados Unidos, pero estoy tramitando los permisos en el país”, señala Barboza, que se preparó para ser personal fitness trainer en la International Sports Science Association en Estados Unidos.  


Cuerpo de bikini. La próxima meta de la asesora es ganar la National Physique Committee en la categoría Bikini, que se celebrará en agosto en Tampa. En las redes sociales ha compartido su fuerte preparación, que incluye cinco comidas diarias. “No hay nada más fitness que esos concursos. Así que tenía que participar. Quería tener una vez en la vida ese cuerpo de competencia que -lo he dicho mil veces- es una ilusión, porque es una figura que trabajas durante 20 semanas y te dura un mes. Tengo que llegar a un porcentaje de 12% de grasa y eso no es saludable a largo plazo, por eso sólo lo hago para competir. Estoy nerviosa porque me voy a enfrentar a puras estadounidenses”, dice.

Barboza asegura que para ella no es difícil seguir este estilo de vida porque es algo que le inculcó su madre desde pequeña. “Mi mamá luce mejor que yo, está marcadita. Ella es atlética, juega tenis, entrena en el gimnasio, come sano. En mi infancia no conocí el pan blanco. En mi casa siempre se comió sano y no ha sido un sacrificio. Eso es lo que trato de decirles a las nuevas mamás, que enseñen a sus niños a comer saludable, que no crean que le están haciendo una gracia al darles refresco y chocolate. Lo mejor es que aprecien el sabor de una fruta y de los vegetales”.

Su esposo, un ingeniero, comparte el estilo de vida. En su hogar, dice la entrenadora, se hace una cheat meal una vez a la semana, que es permitirse un antojo como una hamburguesa o una pizza. “El cuerpo no lo asimila, más bien aceleras el metabolismo. Claro, siempre y cuando mantengas una alimentación sana y una rutina de ejercicios diaria”.

Las frituras y los refrescos, sin embargo, están prohibidos en esas ocasiones. “Las gaseosas son altamente dañinas, tienen 12 cucharaditas de azúcar. Y no hay nada que te descontrole más tu sistema hormonal y que te haga engordar. Es un desastre”, acota Barboza, que aún no se decide a dar el salto a la televisión. “Tendría que ser algo muy novedoso y atractivo. Pero hay que esperar porque creo que aún no tengo la soltura para salir en la pantalla chica”, agrega.