• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Santiago Cárdenas reta la realidad

Santiago Cárdenas | Ernesto Morgado

Santiago Cárdenas | Ernesto Morgado

El pintor colombiano parte de objetos cotidianos como flores, pizarras y paraguas para crear una atmósfera en la que el ojo humano no siempre tiene la razón. La exposición la integran 70 lienzos en distintos formatos, elaborados en un material cada vez menos empleado en la contemporaneidad: el óleo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Poner un pie en una exposición de Santiago Cárdenas implica preguntarse si los objetos que se aprecian en la sala están colgados de la pared o si son, en realidad, pinturas. El maestro colombiano maneja tan bien la perspectiva y el color que puede engañar fácilmente el ojo del espectador y hacerlo dudar sobre si el mundo que percibe existe o es mera ilusión.

Cárdenas tenía 7 años sin proponer ese tipo de juegos en el país. Su muestra más reciente en Caracas se organizó en 2007, en la galería Freites. Desde entonces ha continuado observando los objetos cotidianos, tema central de su obra durante 50 años. Las 70 piezas que se exhiben en la individual La realidad y la pintura fueron desarrolladas en el último lustro.

La exposición abarca dos niveles de la galería. En la selección presentada por el artista figuran tres series. La primera está dedicada a la representación de las flores, la segunda a los paraguas y la tercera a las pizarras.

Da la impresión de que el espectador puede dirigirse a los pizarrones pintados y tomar una tiza, o de que las calas creadas sobre fondos y colgadas sobre paredes del mismo color proyectan sombras sobre un muro. Ese es el tratamiento que le da Cárdenas a cada lienzo. “Primero que todo uno tiene en la mente cómo es cada objeto. Uno no se imagina que una pizarra sea un hueco, por ejemplo. La mente es muy poderosa y te hace pensar que eso que ves en mis cuadros es una pizarra”.

El artista nacido en Bogotá y formado en la Rhode Island School of Design y la Universidad de Yale, en Estados Unidos, se ha mantenido fiel al óleo en una época en la que la mayoría de sus colegas prefieren otros materiales. Lo curioso es que sus creaciones se caracterizan por la ausencia de las texturas gruesas que, tradicionalmente, han sido asociadas a las pinturas hechas con base de aceite. “Detesto el acrílico. El óleo quedó proscrito en el arte moderno hace 50 años, cuando yo estaba estudiando Bellas Artes, pero en esa época se decía que incluso ya no se podía pintar, que eso estaba acabado, que se había hecho todo lo que se podía hacer con eso. Fue cuando dije que no estaba de acuerdo”.

Cárdenas ha dedicado buena parte de su vida a investigar el óleo. Lo escogió por su resistencia. Siempre le ha llamado la atención que existan cuadros pintados hace 500 años o más que permanecen intactos en los museos. “Es un material que una vez que se seca queda igual a como lo pintaste. Hay que saberlo usar. No emplear los que son muy venenosos, que tienen plomo. Utilizo otros óleos, sé cuales son los peligrosos y los sé manejar”.

El artista no escoge los objetos que representa al azar. Lo hace como parte de un proceso de observación minucioso que, explica, está inspirado en la manera en que los impresionistas franceses abordaban la pintura al aire libre. Al igual que ellos, Cárdenas trata de pintar la luz. Su obra también está influenciada por Josef Albers, un creador y pedagogo de la Bauhaus que estudió el color y la abstracción. Y le gusta René Magritte por ser un pintor de ideas.

El creador no busca simbolismos en la pintura. Con sus cuadros, pretende crear una atmósfera, un espacio que haga cuestionarse al observador dónde está. “Quiero que la gente se pregunte: ‘¿Y eso por qué es así?’, que centre su mirada y vea lo que va apareciendo, pero en general las personas pueden interpretar el cuadro como quieran. Yo inicialmente sólo veo una flor, luz, color y sombra. En el mundo del arte hay actualmente mucha confusión y siento que uno puede seguir diciendo cosas interesantes pintando, escribiendo sobre las pizarras”.


La realidad y la pintura

Inauguración: hoy, 11:00 am

Galería Freites, avenida Orinoco, Las Mercedes

Horario: lunes a viernes, de 9:00 am a 1:00 pm y de 2:00 pm a 6:00 pm; sábados, de 10:00 am a 2:00 pm; y domingos, de 11:00 am a 2:00 pm

Entrada libre