• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Santana: La melodía es mujer, el ritmo es hombre

Carlos Santana / AP

Carlos Santana / AP

El disco incluye versiones como La Flaca de Jarabe de Palo, interpretada por Juanes y primer "single" disponible en el mercado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Artistas como Pitbull, Juanes, Gloria Estefan y diez estrellas latinas más han acudido a la llamada del guitarrista Carlos Santana para participar en su nuevo álbum de colaboraciones Corazón (Sony Music), un trabajo que saldrá publicado en el primer trimestre de 2014.

"Todos los artistas, hombres y mujeres, que han participado traen su luz, su talento, su espíritu, quieren colaborar conmigo... Me he rodeado de artistas que ven lo invisible y hacen lo imposible", destaca Santana en una entrevista con la agencia EFE.

Vestido de blanco, con un bordado en la espalda de su camisa con la palabra "love" y con su ya clásico sombrero, el guitarrista que introdujo el toque latino en el rock de masas se muestra eufórico con este álbum, que incluye versiones y canciones originales y quiere ser "un pellizco al público para que despierte su potencia".

Corazón, que está producido por Lester Méndez, recupera las raíces hispanas del artista y cuenta con la participación, además de los ya mencionados, de Ziggy Marley (Jamaica), Miguel (EE UU), Niña Pastori (España), Samuel de Skank (Brasil), Romeo Santos (República Dominicana), Chocquibtown (Colombia), Lila Downs (México) y Diego Torres (Argentina), entre otros.

Para Santana, este regreso a su infancia en español, ya que nació en Autlán de Navarro (Jalisco, México), ha caído por su propio peso, aunque insiste, en clave mística, que sus raíces son "la luz". "Aquí (en México), aterricé, pero vengo de la luz", añade con la muletilla lingüística "Youknow?" (¿Sabes?) de cierre a sus respuestas.

El disco incluye versiones como La Flaca de Jarabe de Palo, interpretada por Juanes y primer "single" disponible en el mercado. La canción no pierde su ritmo cubano, pero dispara más potencia roquera.

"Yo inyecté el alma de John Lee Hooker (una leyenda pionera del 'blues') en esta canción. Él es el fango y, cuando era joven, era mi meta. No hay que olvidar que todo viene del 'blues'. Quería poner esa cosa de brujo y me encantó cómo lo hizo mi hermano Juanes", dice satisfecho.

Junto a esta canción se pueden encontrar clásicos reinterpretados como la "Saiteira" de Sank con ramalazo "ska!; "Mal Bicho", de los argentinos Fabulosos Cadillacs o una versión de Pink Martini, "Una noche en Nápoles", con un sorprendente trío femenino, compuesto por Lila Downs, Niña Pastori y Soledad.

Estas distintas combinaciones, donde a veces Carlos ejerce de gregario de lujo manejando desde un segundo plano la guitarra solista, no le asustan: "La música no tiene barreras, no tiene fronteras. Nunca veo la música como una jaula. La música es vida y a la vida no se le puede poner marco".

Al hilo de la argumentación, reivindica un continente como origen de casi todo. "La mayoría de la música que tocamos viene de África, todos venimos de África. Como siempre digo: la melodía es mujer, el ritmo es el hombre, la cama no importa", afirma convencido.

Para corroborar esa influencia africana, el guitarrista se muestra orgulloso por la inclusión de la canción "Besos de lejos", de la caboverdiana Cesária Évora. El tema, interpretado por Gloria Estefan -"es magnífica, mucha alma, mucho corazón"-, capta, para Santana, el espíritu de la llamada "Diva descalza".

"Antes de que Cesária se fuera a la casa de Dios -falleció en 2011-, íbamos a hacer algo juntos. Ella era como Billie Holiday (la gran dama estadounidense del jazz vocal). Estoy contentísimo y muy agradecido por incluir esta canción", comenta.

Otra sorpresa es la participación en el disco del cantante de origen cubano Pitbull. "Él tiene una música que es el sabor de hoy. En los dos últimos años, todo lo que hace está en el número uno. Él quería estar aquí con nosotros, lo vi en sus ojos y lo siento en mi corazón", expresa elogioso.

Aunque la canción que interpretan juntos es todavía un secreto, todo apunta a que se trata del clásico Oye como va de Tito Puente, un tema que ya Santana popularizó entre el público alternativo en los años setenta.

Preguntado sobre si Corazón es la versión latina de su famoso disco Supernatural (BMG Ariola, 1999), que recogía colaboraciones con artistas anglosajones, el compositor mexicano elude comparaciones y reclama su nuevo álbum como una necesidad vital.

"¿Por qué respirar? Es cosa de la vida, es algo que tienes dentro, que tiene que salir. Es honrar a la gracia de Dios. A Dios le gusta que sus instrumentos -nosotros- se expandan, que sean brillantes. No hay que quedarse estancado, hay que seguir creciendo", justifica con una espiritualidad que ha planeado durante toda la entrevista.

Ganador de diez premios Grammy, tres Grammy Latino y miembro del salón de la fama del "rock and roll", Santana, de 66 años, se mantiene en plena forma como pudieron comprobar los asistentes, el pasado sábado, al concierto "Corazón, Live from México", celebrado ante 10.000 personas en el Arena VFG de Guadalajara.

Esta vitalidad tiene mucho de fuerza interior. "Todos tenemos luz y duende y la gloria del bien nos rodea. Lo único que tenemos que hacer es sonreír e iluminar a otra persona. Todos estamos aquí para mejorar este mundo", concluye optimista y sabio esta leyenda viva de la historia musical de nuestro tiempo.