• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Sandra Gamarra reflexiona sobre la imagen mediática

Las imágenes forman parte de la obra Cómplices (Recortes de prensa/ óleo sobre papel), que presenta Sandra Gamarra en Verónica | Foto: Manuel Sardá

Las imágenes forman parte de la obra Cómplices (Recortes de prensa/ óleo sobre papel), que presenta Sandra Gamarra en Verónica | Foto: Manuel Sardá

La artista peruana expone Verónica, una individual en la que reúne pinturas que emulan, sin realismo, fotografías que aparecieron en periódicos de su país y de España

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Algunos recopilan monedas; otros, sellos, barajitas y antigüedades. Pero a Sandra Gamarra no le interesa atesorar ninguno de esos objetos, más bien su curiosidad como coleccionista se centra en recortes de fotografías publicadas en prensa escrita. Hace un lustro empezó a compilar ese material, sin ninguna intención en particular más que conservar imágenes que en alguna oportunidad le llamaron la atención, y logró armar un archivo grande con fotos de periódicos de Perú (su país natal) y España (nación en la que reside desde hace una década).

Un día decidió conectar su línea de trabajo como pintora, dedicada a crear cuadros a partir de la reproducción de otras obras e imágenes impresas, y llevarla a una nueva unidad con las fotografías de los diarios. De la imagen impresa nacía una pieza pictórica en la que los personajes y el ambiente, aunque se reconocen cuando se comparan con los originales, aparecen difuminados, desvanecidos por el pincel.

Del proyecto nacieron varias series que la artista presentará en Venezuela –por primera vez expone en el país– y que están conectadas por un nombre: Verónica, que según su raíz etimológica –vera icon– significa imagen verdadera. La muestra se inaugurará mañana en la galería Carmen Araujo Arte.

Uno de los trabajos más llamativos que presenta la creadora peruana en la exhibición corresponde a las piezas que nacen a partir de imágenes de políticos y personas famosas que están retratadas con una obra de arte. “Hay recortes de Sarkozy, de Zapatero, de Chávez. Hice las pinturas del mismo tamaño de la fotografía, y terminan siendo como dípticos. Lo interesante para mí es que no intento copiar tal cual la imagen, es decir, no es una pintura realista ni hiperrealista. Cuando reconozco lo que es el personaje, lo dejo y hay una parte que completa el cerebro. En la duplicación de la foto, en la traducción, se aumentan y se quedan cosas en el camino, pero esa es la intención explícita, para que las personas decidan cuál es la imagen real”.

Otra serie de Verónica incluye pinturas en las que hay una página entera de periódico y cuyas imágenes, infografías o textos están ocultos por un paño. “Son imágenes que me llamaron la atención pero no por lo bueno; más bien, por una u otra razón quisiera que nunca se hubieran publicado. Uso los paños de pudor, que son extraídos de la pintura religiosa, generalmente de las crucifixiones, en las que suelen cubrir el sexo de Cristo. Siempre me ha llamado la atención cómo el cuerpo violentado, vejado, sufriente, se nos expone tranquilamente y lo que se oculta es el sexo, como si fuera lo peor de esa situación. Un poco lo que llevo hacia la prensa cotidiana es ese tipo de censura y autocensura. Tal vez no son fotografías cruentas ni duras, pero por alguna razón a mí me conmovieron al punto de no sentirme con la capacidad para reproducirlas, ni seguir mirando, por lo que tampoco dejo que las vea el público”.

Gamarra dice que con su arte no busca criticar la imagen mediática, sino señalar temas que le han despertado curiosidad. “Me interesa mucho la idea que uno maneja de libertad de prensa y de expresión, porque es la bandera con la que también el arte se mueve. La diferencia es que yo no tengo la obligación de que esa expresión resulte verdadera. En ese ejercicio es que se cometen los errores y los abusos, y mi idea es señalarlos, no sé qué más hacer. Quizá de allí se tomen pequeñas medidas. Hay una división entre el espacio público y el privado; y como ciudadano tienes que vivirlo y ver cuándo se rompe ese límite”, indica la creadora, que ha presentado numerosas individuales entre las cuales figura Mantos en la galería Leme de São Paulo, en Brasil.

Verónica
Secadero N° 2, Hacienda La Trinidad Parque Cultural, calle Rafael Rangel Sur, urbanización Sorocaima
Inauguración: mañana, 11:00 am
Entrada libre