• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Saldívar: Gabo no quería que lloráramos su muerte sino dar tributo a la vida

Gabriel García Márquez | El Tiempo de Colombia

Gabriel García Márquez | El Tiempo de Colombia

Su biógrafo calificó la obra del escritor como "un canto a la vida y al amor"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El recientemente fallecido Gabriel García Márquez no habría querido que se llorase su muerte, pues su obra era "un canto a la vida y al amor", dijo hoy su biógrafo, Dasso Saldívar, durante un homenaje celebrado en la Embajada de Colombia en Madrid donde se ha leído "El coronel no tiene que le escriba"

Este acto, según Saldívar, es "el mejor homenaje posible" a la obra del premio nobel, y ha asegurado que al escritor no le hubiera gustado "que lloráramos porque no quería que le rindiéramos tributo a la muerte sino a la vida, como su obra", a la que ha catalogado como "un canto a la vida y al amor".

Con una fotografía de García Márquez presidiendo la sala y la presencia de mariposas amarillas de cartulina que recordaban a las que aparecen en su novela "Cien años de soledad", la Embajada de Colombia homenajeó a Gabo con la lectura de "El coronel no tiene quien le escriba", al que algunos se han referido como una de sus obras favoritas.

"No hay colombiano que no se sienta orgulloso del maestro Gabo", dijo Sandra Perdomo, una de las voluntarias que se ha subido al estrado para leer a su compatriota.

Alabó la "grandeza" del escritor y su importancia para los colombianos, y dijo que aún se acordaba del primer libro de García Márquez que su madre le regaló y que ahora su hijo también leerá.

Marcela Sarmiento, otra de las lectoras presentes en el homenaje, también tiene claro que inculcará a su hija su pasión por el escritor al que se ha referido como "un personaje muy importante para la historia y la literatura latinoamericana y mundial".

La muerte de Gabriel García Márquez ha dejado huérfano al mundo de "uno de los más grandes escritores del mundo", afirmó Saldívar, que ha corrigió a todos los que hablan del colombiano como el "padre del realismo mágico".

"Este es sólo uno de los aspectos de su obra", pero los fundamentales son su "realismo poético" y su "realismo mítico", que "son la base de "Cien años de soledad" y de su literatura en general", señaló el biógrafo.

Saldívar también destacó "la capacidad de invención, la artesanía de las palabras y el poeta" que, ante todo, fue García Márquez, y ha subrayado que fue su faceta de escritor la que le ayudó a desempeñar su antigua profesión de periodista y no al revés.

En la Embajada de Colombia hoy había flores amarillas, las preferidas del autor de "El amor en los tiempos del cólera", y un libro de condolencias donde el embajador Fernando Carrillo animó a los asistentes a que escriban sus palabras de adiós al novelista.

"La idea era rendir un homenaje a este personaje tan querido en España", dijo Carrillo, para el que "vale la pena hoy abrir la embajada para contar con todas aquellas personas que quisieran expresarle su afecto".