• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Saint Laurent cierra Semana de Moda con colección "hippy" de Slimane

Es la segunda colección con Slimane como director creativo | Foto: EFE

Es la segunda colección con Slimane como director creativo | Foto: EFE

Las prendas ofrecen una reminiscencia de los años setenta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El modisto Yves Saint Laurent clausuró este domingo la Semana de la Moda Masculina de París con una colección primavera-verano con la que su director artístico, Hedi Slimane, despertó el espíritu "hippy" y revivió los intensos años setenta del fundador de la casa.

El modisto franco-italo-tunecino dedicó esta colección a las dos musas inseparables de Yves Saint Laurent, Loulou de la Falaise, fallecida en 2011, y Betty Catroux, quien tras presenciar el desfile explicó que estos diseños le habían traído muchos recuerdos. Precisamente, estas prendas de reminiscencias "hippies" evocan el final de los sesenta y principios de los setenta, uno de los periodos más intensos de esta amistad y momento en el que Saint Laurent empezó a crear colecciones para el hombre.

"Todo lo que hace Hedi (Slimane) es moderno, es como Yves (Saint Laurent), siente su tiempo, es un genio", opinó Catroux tras el espectáculo que se celebró en el Carreau du Temple, un antiguo mercado de abastos. Junto a ella estaba otra de las personas del círculo íntimo del fundador de la casa, su compañero Pierre Bergé, quien alabó una vez más el trabajo de Slimane. "Esta colección me ha parecido muy joven, llena de dinamismo y de energía", opinó en una sala que había sido iluminada con paneles LED que recrearon un sol al amanecer como el de Marraquech, ciudad donde compró una casa con Saint Laurent en 1967.

Slimane es conocido por defender una silueta andrógina y en esta presentación, supuestamente de prendas para el varón, mostró también algunos conjuntos de mujer. Si rescató el estilo "grunge" el año pasado en su primera colección femenina de otoño-invierno de Saint Laurent, ahora ha puesto el ojo en otra subcultura, la "hippy", que ha fusionado con sus habituales referencias, como el "rock" o un lejano oeste que, en esta ocasión, se acerca a México. Los delgados modelos con pantalones pitillo calzaron botas camperas, en ocasiones en rosa metalizado o plateado, se cubrieron con inmensos ponchos o incluso con mantas, y se protegieron del sol con sombreros negros, como el del Zorro.

La estética "hippy" aterrizó en la pasarela como blusa holgada, falda larga -en el caso de las mujeres-, chaleco, banda en el pelo, larga melena y múltiples complementos, como collares y anillos. La colección llegó a desprender un ligero aire bizantino, con sus dorados y brocados, y los recuerdos al Marruecos de Saint Laurent se materializaron de forma evidente en una chilaba.

Este desfile clausuró una Semana de la Moda de París en la que se presentaron más de 50 colecciones en el calendario oficial de la Cámara Sindical de la Moda Masculina. En esta jornada, también descubrieron sus ideas para la primavera-verano firmas como Lanvin, Agnès B., Rynshu, Paul Smith o Thom Browne.

La capital francesa dedicó un total de cinco días a los diseños para el hombre, un sector en auge en el que tiene que competir con ciudades como Milán o Londres para situarse como referencia. París contó con las propuestas de algunas de las casas más antiguas de la industria de la moda, entre las que se encontraba Loewe, firma fundada en el siglo XIX en Madrid, que presentó la primera colección de su nuevo director creativo, Jonathan Anderson.

En las últimas ediciones, al desfile de Saint Laurent seguía la inauguración de la Alta Costura con la colección de Versace, pero en esta ocasión se retrasó ese comienzo al próximo domingo. La Federación de la Costura y del Prêt-à-Porter modificó las fechas para dar un respiro a las casas que presentan en estos dos eventos que atraen a clientelas y medios de comunicación diferentes. Las firmas disponen por tanto de varios días para ultimar los preparativos de la Alta Costura, una denominación que sólo ostenta París y que homenajea el saber hacer artesano.