• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los vampiros de True Blood lucharán por su supervivencia

Imágenes de la serie "True blood"/Cortesía HBO

Imágenes de la serie "True blood"/Cortesía HBO

Después del turbulento final de la quinta temporada, la tranquilidad todavía no llega a Bon Temps

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La vida de los habitantes de Bon Temps cambió desde que los vampiros salieron a la luz pública e intentan vivir entre humanos que se muestran aparentemente tranquilos, pero que no son del todo normales.

Desde la primera temporada de True Blood, Sookie Stackhouse y Stephen Moyer -personajes interpretados por Anna Paquin y Bill Compton- entablaron un romance atribulado y lleno de vaivenes sobrenaturales. Pero al final de la quinta temporada todo cambió aún más.

“Bill, este no eres tú”, dijo Sookie mientras él sostenía un cáliz lleno con la sangre de Lilith, la reina de los vampiros. “¿Qué carajo sabes tú de mí?”, respondió él. La verdad es que en el comienzo de la sexta temporada ni él mismo sabe quién es.

Tras beber la sangre de la primera vampiro, Bill resucitó cubierto en plasma como una criatura potencialmente maligna. Ahora será conocido como Billith y representará la mayor amenaza para Bon Temps. 

"Él está tratando de averiguar lo que es y lo que puede hacer", declaró Moyer a The Hollywood Reporter, durante la presentación de la nueva temporada de True Blood, sobre el lado oscuro de su personaje. “El nuevo Bill no sabe nada. No sabe cuáles son sus poderes, no sabe cuál es su propósito", añadió.

Mientras Billith se acostumbra a sus nuevos poderes, el gobernador Truman Burrell declara abierta la temporada de caza de vampiros, con un cuerpo armado hasta los dientes con equipos de alta tecnología. Entretanto, Sookie y Jason se protegen para un encuentro con el asesino de sus padres: el misterioso y anciano Warlow, cuya identidad seguirá siendo un misterio mientras se desarrolla la temporada. 

A pesar de que el interés del público estadounidense en la serie ha disminuido a favor de Juego de Tronos, el rating se ha mantenido y True Blood continúa con un promedio de 5 millones de espectadores por episodio.

La etapa que hoy comienza marca también una nueva era en la historia de la producción: Alan Ball, su creador, dejó True Blood para dedicarse a otros proyectos. Brian Buckner, quien antes fue escritor y coproductor del show, quedó a cargo. Y Moyer, su protagonista, mostró sus aptitudes como director en el primer episodio.

La crítica ha asegurado que durante las últimas temporadas la serie ha carecido de enfoque y de dirección. Antes, True Blood presentaba un nudo argumental por episodio (con mucha acción) y ahora explora de manera exhaustiva la historia. Los personajes secundarios han sido traídos al frente con mucha frecuencia, lo que ha complicado las cosas para los guionistas.

Compuesto por 10 episodios, este ciclo incorpora rostros como el de Rutger Hauer en el papel de Niall Brigant, una figura misteriosa y siniestra; Rob Kazinsky como Ben Flynn, un hada y nuevo pretendiente de Sookie; Jurnee Smollett-Bell como Nicole Wright, y Amelia Rose Blaire como Willa, la hija del gobernador Burell, entre otros.


True Blood

Estreno: hoy,

Todos los domingos, 10:30 pm