• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

En De todas maneras Rosa conviven personajes variopintos cargados de humor

La telenovela se estrenará en junio en el país, pero fue comprada por un canal de Ecuador, donde podría verse antes. La abundancia de exteriores ha generado retraso en las grabaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando Marisa Román llega a los ensayos de De todas maneras Rosa, la nueva novela de Venevisión, que protagoniza, dice: “Este capítulo está muy loco”. A medida que pasan las páginas de los libretos, los actores que participan en la secuencia no ocultan la sorpresa ni la risa al leer los diálogos.

Todos reciben instrucciones del director, Yuri Delgado, quien pide enfáticamente a los intérpretes que demuestren su amor por Rosa. El psiquiatra, el policía y, por supuesto, el protagonista, están enamorados de ella. Entre cada escena, Román mantiene las lágrimas en los ojos, para no perder la concentración. Mientras llora, se ríe a carcajadas de los chistes que sus compañeros hacen durante el ensayo. En todo momento parece estar metida en su personaje, el de una mujer que sufre un trastorno conocido como ciclotimia, que provoca cambios emocionales bruscos.

“Rosa es compleja y hermosa. Si hay algo que la define es lo incomprendida y sola que se siente. Son muchas las situaciones que debe afrontar, tan diversas como su manera de reaccionar ante ellas. Pero no quiero revelar mucho, prefiero que la vayan descubriendo en el camino”, dice la actriz.

Aunque los 130 capítulos que componen la telenovela están completamente escritos y las grabaciones comenzaron en febrero, hasta ahora sólo han cerrado 16 episodios.

Carolina de Jacovo, la productora, señala que las escenas son cortas, lo que le añade dificultades a la producción. Cada capítulo está integrado por un promedio de 40 escenas, de las cuales 80% se graba en exteriores. La duración de las escenas es lo que le otorga dinamismo a la novela, asegura Ricardo Álamo, quien da vida al protagonista, Leonardo Alfonso. “Como actor, eso se agradece”, expresa.

Para la mayoría de las grabaciones fuera del estudio, Venevisión rentó una casa que está ubicada en la urbanización Alta Florida. En ella conviven la mayoría de los personajes de la telenovela. “Planificar las grabaciones es difícil, porque si en la quinta hay una pauta integrada por 20 escenas y allí se encuentran todos los actores es necesario suspender las grabaciones en el estudio y en otros exteriores”, cuenta De Jacovo.

“Esta semana comenzamos a grabar los capítulos 17 al 30. No me gusta abrir mucho el compás para evitar las inconsistencias en las secuencias”, continúa. Agrega que el dramático fue comprado en Ecuador y que podría estrenarse allí antes que en el país.

“La fecha se ha postergado un poco por la complejidad de la producción y nos da temor salir con muy pocos episodios terminados, porque consumimos lo que tenemos grabado y no producimos un capítulo diario”, señala.

Otro factor que ha retrasado la producción es la participación del niño Gabriel de Jesús Mora, quien tiene un papel determinante en la historia y a cuya agenda debe ajustarse el equipo. “Contamos con él sólo fuera del horario de clases. Eso también complica un poco las cosas”, indica la productora.

 En tono de comedia. Una de las particularidades de la novela es el humor que el escritor Carlos Pérez imprimió a los diálogos. “La irreverencia con la que escribe Carlos hace que sea una apuesta arriesgada. Está hilando una historia interesante, en la que hay de todo. Le agregó un toque de locura”, asegura Adrián Delgado, quien encarna al psiquiatra de Rosa, Carlos Arturo Ruiz. El actor dice que su personaje se encuentra dividido entre sus sentimientos por Rosa y su ética profesional.

“Me siento como pez en el agua. Tengo esa manera de ser, soy chistoso, porque lo tengo como actitud de vida, y me siento cómodamente asertivo en este personaje”, expresa Gustavo Rodríguez, quien además describe a su personaje, Anselmo Macho Vergara, como un hombre dicharachero y muy apegado a las tradiciones familiares. “Pero Anselmo es capaz de todo para consolidar su imperio familiar”, asegura.

“Le tengo mucho respeto a la comedia, más porque vengo de hacer un personaje como Gamboa. Con Rosa hay momentos que son muy simpáticos. La novela tiene mucha comedia y Carlos maneja muy bien los diálogos”, dice Álamo, y agrega que una de las mejores cosas de De todas maneras Rosa es que hace cómplices a los espectadores.

Sobre su personaje, afirma que es todo un príncipe: “Es muy protagonista. Es un hombre encantador, amoroso, con muchos conflictos que lo llevarán a situaciones difíciles. Muy diferente de Gamboa, de Válgame Dios”.

Román señala que es un privilegio poder trabajar en el momento que atraviesa el país: “Más allá de las limitaciones, todos le estamos poniendo lo mejor de nosotros al proyecto, para devolverle al venezolano sus telenovelas. De todas maneras Rosa tiene mucho color local y humor y presenta una historia de amor atípica. Ojalá que disfruten verla tanto como nosotros hacerla. A final de cuentas estamos juntando esfuerzos y poniéndole todo el amor a esta novela para regalársela a toda Venezuela”.

LaCifra

130 episodios integran De todas maneras Rosa. Hasta ahora hay 16 completamente finalizados. Se espera que el dramático se estrene en junio.