• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ronald Borjas: Antes se hacía salsa con menos prejuicios

Borjas prevé viajar en junio a Perú para promocionar el disco | Foto Williams Marrero

Borjas prevé viajar en junio a Perú para promocionar el disco | Foto Williams Marrero

En Da Capo el intérprete registra sus primeros pasos como solista. Para ello se alió con artistas como Amaury Gutiérrez y Oscar D’León

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ronald Borjas se siente libre. “No es lo mismo ser empleado que un líder. Ahora tomo decisiones en tarima que antes no”, afirma el cantante y compositor zuliano sobre su etapa como solista, de la que comienza a dejar constancia en el disco Da Capo.

En noviembre se cumplirán tres años de su separación de Guaco, a la que perteneció desde 2002. “Siempre supe que sería solista.”, dice el egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta como licenciado en Música.

Habla como el que está seguro desde un principio de lo que quería. Desde esa infancia en la que un timbal se convirtió en el primer medio para la experimentación y la juerga. Se siente confiado de su futuro y de su incipiente obra, que empieza a presentar con un solo rostro.

Da Capo es un disco de salsa que a veces coquetea con el pop en letra y arreglos. También hay desvíos hacia la bachata y la balada. Es un camino que no emprende en su totalidad solo. Borjas cree en las alianzas, pero no en cualquiera. Por eso también hay temas compuestos por Amaury Gutiérrez (“Dilo de una vez”) y otro en conjunto con Oscar D’León  (“La quiero para mí”). Actualmente el músico tiene como tema promocional “Dame tu amor”, que escribió con Johann Morales. Acaba de estrenar el videoclip.

“Las composiciones de otros artistas me gustan más”. Sin embargo, su canción preferida es “Tú”, que compuso a una novia que tuvo en Valencia. “Se llama Claudia. Tenemos mucho tiempo sin hablar. Se la regalé como en 2008 en su cumpleaños. La incluí porque le da un toque distinto al disco, que es todo tropical”.

Con Guaco, en la que continúa su primo Luis Fernando Borjas, hay una distancia que considera temporal. “Hay muchachos de los que soy amigo, pero hay que esperar un tiempo prudente para que se consoliden las relaciones nuevamente. La última vez que hablé con Gustavo Aguado, por ejemplo, fue en 2014, cuando falleció mi papá. Hubo una llamada de solidaridad”, señala.

El álbum está dedicado a su padre Roberto José Borjas Fereira. “Él me enseñó el amor por la música. A pesar de no cantar o tocar algún instrumento, me inculcó el amor por este arte. Le gustaba el son cubano, Alí Primera, Rubén Blades”.  

Cuando se adentra en la común discusión sobre la diferencia entre la salsa vieja y la actual, señala: “Admiro cómo trabajaban antes, cuando no existían tantas facilidades para grabar. Ahora hay programas que te permiten afinar o editar con simpleza. Ellos hicieron historia con pocas herramientas. Además, antes se cantaba sobre muchas cosas. Rubén Blades fue un cultor de lo social. Actualmente pocos lo abordan. Antes había más libertad, menos prejuicios. Me refiero a que te tilden como parte de un sector en la discusión política, ese miedo a perder seguidores”.

Planes en Perú. Borjas viajará en junio a Perú, donde tiene previsto realizar una gira. Aún no conoce fechas ni lugares, pero es una plaza que le recomendaron. “Muchos amigos del medio me han dicho que es un país muy salsero, pero hay una escasez de jóvenes intérpretes del género, hace falta uno que le de otra sazón”, indica el compositor.

Recuerda, por ejemplo, cómo en la segunda mitad de los noventa Servando y Florentino causaron furor en esas tierras. Su recorrido será el mismo mes de Una noche de salsa 7, concierto que reunirá el 18 de junio en el Estadio Nacional de Lima a Oscar D’León, Servando y Florentino y Willie Colón. En julio será el turno de una gira en Venezuela.

“Aunque no me gusta irme del país, pienso establecerme unos meses en Miami para tener una plataforma que me permita expandir mi trabajo. Lo haré en 2017”, agrega.