• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Rolling Stones rompieron la brecha generacional

Mick Jagger, líder de los Rolling Stones, ondea su chaqueta en el escenario del festival del Glastonbury | REUTERS

Mick Jagger, líder de los Rolling Stones, ondea su chaqueta en el escenario del festival del Glastonbury | REUTERS

La legendaria banda se presentó ante más de 100.000 espectadores el segundo día de uno de los festivales más famosos del mundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los Rolling Stones hicieron honor a su reputación como uno de los grupos más grandes de rock and roll cuando tocaron ante más de 100.000 espectadores el sábado durante su primera actuación en Glastonbury, el festival musical más famoso del mundo.

Pese a tener una edad media de 69 años, los cuatro miembros de la banda tocaron sus canciones durante más de dos horas, que comenzaron con "Jumping' Jack Flash" y terminaron con "Satisfaction" acompañado de fuegos artificiales.

El público aclamó y cantó con el grupo, que celebró el año pasado sus 50 años en el mundo de la música, una lista de canciones que combinó éxitos antiguos y modernos.

"Es genial estar aquí en este festival. Después de todos estos años finalmente nos han llamado", dijo el cantante Mick Jagger, que cumple 70 años el próximo mes.

Glastonbury comenzó como un retiro para hippies en 1970 y se ha hecho famoso por las grandes estrellas que han actuado allí, como Beyoncé, U2, Bruce Springsteen y David Bowie. Hasta ahora, los Rolling Stones habían sido la ausencia más notable.

Sus Majestades Satánicas mostraron desde el principio que no existía una brecha generacional, al tener a los fanáticos a sus pies coreando "Honky Tonk Woman" o "Miss You".

Después de interpretar cinco canciones, Jagger cantó "Glastonbury Girl", un tema que dijo haber escrito para una chica que conoció el viernes por la noche en el festival, cuando se unió al público para ver la actuación de los Arctic Monkeys.

Los Rolling Stones pusieron fin al segundo de tres días de música en un festival cuyo cartel también incluyó a Billy Bragg, Elvis Costello, Primal Scream y Laura Mvula, así como actuaciones más pequeñas en 58 escenarios.