• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Robbie Williams: Soy propenso a las adicciones

En 1996, el grupo Take That se disolvió, cuando su integrante Robbie Williams decidió seguir una carrera como solista, la cual ha sido muy exitosa | Diario ADN

Robbie Williams | Diario ADN

El músico lanzará la próxima semana su nuevo disco, "Swings Both Ways", en el cual intenta plasmar su nueva etapa alejado de las sustancias ilíticitas y del alcohol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los mayores problemas que ha tenido que enfrentar Robbie Williams en su vida es su adicción a las drogas. Por años sufrió dependencia al alcohol y a la cocaína, pero en el último tiempo asegura que ha logrado mantenerse limpio.

Ya no va a fiestas y prefiere pasar el tiempo libre con su esposa, Ayda Fied, y su hija de un año, Teddy.  Así lo dice al menos en una entrevista concedida en el marco de la promoción de su próximo disco, Swings Both Ways, el cual será lanzado el próximo lunes.

El ex integrante de Take That cuenta que logró dejar de lado sus vicios, pero admite que aún le cuesta controlar uno: comer. "Con las drogas es muy fácil: simplemente, se abandonan. Pero con la comida es diferente. Uno tiene que comer, y hay mucha comida. Como quizá ya sabe, soy propenso a las adicciones. Y siempre seré un incondicional del chocolate", asegura el músico a la agencia de noticias DPA.

El lanzamiento de Swings Both Ways se llevará a cabo un año después del estreno del disco Take The Crown. El primer sencillo de la nueva producción, "Go Gentle", da cuenta de la transformación de Williams, pues está dedicado a su hija.

En la entrevista, el cantante de 39 años confiesa sólo esperar "que no herede mi propensión a las adicciones",  aunque está seguró de que no lo hará. "Parto de la base de que es inteligente y lo hará bien sola. Si uno dedica tiempo y amor a alguien, y ese alguien se siente querido, tomará buenas decisiones. La adolescencia y el comienzo de los 20 son un campo minado, pero también son años muy divertidos, liberadores y emocionantes".

Williams añade que siente  presión por triunfar con esta nueva placa, pues sus fanáticos le han hecho saber que tienen altas expectativas. "Quiero que sea un éxito. Pero eso es completamente normal. En el negocio del espectáculo hay mucha competitividad, nadie quiere ser el segundo o el tercero. Y por todos los cielos, yo no quiero ser el cuarto", señala el músico británico, quien realizará una gira para promocionar este disco.