• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Remodelarán y llenarán de cine nacional e independiente las salas del oeste

El Gobierno del Distrito Capital inició la cruzada con el cine Aquiles Nazoa (antiguo Urdaneta) y planea recuperar tres más   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

PROYECTO Tendrán programación toda la semana


El cine Urdaneta cambió su nombre y ahora se llama Aquiles Nazoa. También cambió su fachada y probablemente su personal. Ahora no proyectan películas pornográficas, sino títulos venezolanos o regionales.

Ofrece funciones a las 3:00 pm  y a las 5:00 pm. La entrada cuesta 15 bolívares y los visitantes, además, cuentan con transporte gratuito desde y hasta la estación Silencio del Metro. El lugar, que al subir la pantalla grande puede convertirse en una sala de teatro, tiene un aforo de 470 personas.

Ese es el primero de los cines antiguos del oeste de Caracas que el Gobierno del Distrito Capital recuperó. Pero van por más. Actualmente son varios los que están siendo remodelados. El objetivo del equipo de Jacqueline Faría es mejorar su apariencia, además de darle un perfil menos comercial y más independiente, parecido a lo que hacen el Circuito Gran Cine y la Cinemateca en otros puntos de la ciudad y del país. También aspiran a tener programación los siete días de la semana.

La sala ubicada en La Previsora será la segunda que reciba esa transformación. El fin de semana pasado proyectaban la comedia británica Trabajos de amor perdidos. Los horarios: 2:00 pm, 4:15 pm y 6:30 pm. El cine abre si más de seis personas compran entradas (5 bolívares). Uno de los afiches pegados en la entrada era el de Brecha en el silencio (2013) de Luis y Andrés Rodríguez.

En el teatro Bolívar, que fue inaugurado el viernes a propósito del Festival de Teatro de Caracas, probablemente cuente pronto con una sala de proyección en sus instalaciones, como la que tuvo por décadas cuando se llamaba cine Rialto (el primero de Venezuela).

Cerca de ahí, frente a la plaza O’Leary, el teatro Junín también albergará una sala que Fundapropatria (Despacho de la Presidencia) y el Gobierno del Distrito Capital siguen construyendo, aunque la fachada ya muestra un rostro más amable del que hace unos años.

El equipo encargado del proyecto recibe entrenamiento de personas vinculadas al cine nacional.



jmarquez@el-nacional.com