• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Rememorar la niñez: Centro Cultural BOD presenta juguetes de Mario Calderón

“El Guachimán del Museo Casa del juguete” trajo por primera vez a Caracas parte de su colección de más de 3.000 piezas que cuenta con muñecas gigantes, triciclos, caballos de madera y robots

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La exposición que se presentará en el Centro Cultural BOD a partir de este domingo 26 de junio posee juguetes que cuentan su propia historia. Algunos estuvieron en la Guerra Civil de España y otros pasaron por el amargo momento de la Segunda Guerra Mundial. Las fabricaciones datan del siglo XIX y se remontan hasta este 2015. Entre muñecas gigantes, caballos de madera, juguetes ópticos, robots, linternas mágicas, proyectores y casas de muñecas, el público podrá rememorar su niñez, incluso, quizás podría encontrarse con un juguete que usó. La colección proviene del Museo del Juguete de Mérida, de Mario Calderón, que por primera vez viaja a Caracas.

Dos pequeños cadetes hechos de plástico fueron los objetos que llevaron a Calderón a convertirse en hacedor de juguetes y crear una colección que ya cuenta con más de 3.000 piezas. “El Guachimán del Museo Casa del juguete” contó que ese par de soldados representan la última vez que jugó cuando era niño. “No eran exactamente los que están aquí. Pero eran idénticos a estos. Un día, mientras jugaba con mis cadeticos y las metras me dije: `Bueno, Mario, ya estás en el liceo. Ya estás grande”.

Luego pasó el tiempo y Calderón comenzó a estudiar medicina en la Universidad de los Andes. “Ya había entrado a la pasantía y todo. Pero entonces me hablaron de una tienda de juguetes en Rubio, donde conseguí los mismos cadetes. A mí eso me cambió todo, y empezó el interés por ser un hacedor de juguetes”, recordó. Luego Mario dejó la universidad para dedicar su vida a los juguetes.  

En ese momento, fue decisivo que Mario conociera la persona que le debe su nombre a su taller de juguetes: Pilar Cabrera, quien falleció en un accidente. “Pilar fue la persona que descubrió quien yo era y se fue. Pero bueno, ella fue el evento más importante en mi vida porque fue la persona que vio el hacedor de juguetes que yo era. Yo siento que está más viva que nunca, sobre todo en esta exposición”, expresó.

Entre las influencias de Mario se encuentran el circo (vivió cerca de uno), las muñecas de Armando Reverón y la música. Destacó una serie que hizo sobre el “Submarino amarillo” de The Beatles. “Cuando yo estudiaba segundo año de bachillerato mi trabajo final fue un submarino amarillo en yeso que era bello en relieve, bueno, yo fui el único que raspé en manualidades”, resaltó. Calderón dijo que esta experiencia le ayudó a hacer los juguetes basados en la popular canción de la banda británica. “Yo he contado un poco sobre mi vida en los juguetes que he diseñado”, añadió.

Calderón también ha invertido su vida en la música. Tomó clases con el profesor Pedro Layatorres y más adelante estudió talleres con Gerry Weil. Formó parte de varios grupos de música cubana en Mérida como percusionista. Además, es confundador de la agrupación El son clave de oro y junto con la Federación de Centros Universitarios creó el taller de Expresión Musical Ricardo Quintero. “Tengo la sensación de que todo es música en la vida. Cualquier sonido, cualquier roce, cualquier movimiento tiene ritmo y puede convertirse en materia musical”, afirmó. “Ahora la música que hago es para consumo propio”, agregó.

Publicación del libro Casa del juguete

Además de la exposición, también se muestra el libro basado en la colección de Mario Calderón, Casa del Juguete, el cual tiene una serie de fotografías donde se presentan algunos juguetes que están en el museo. La editora especializada en artes visuales Editemos se encargó de la realización de la publicación.

Ginett Alarcón, directora de Editemos, señaló que el libro es un catalogo de la colección de Calderón. “Trabajamos durante dos años para hacer el libro. Entre las fotos hay también juguetes hechos por Mario”, indicó.

Alarcón dijo que conoció hace ocho años a Calderón en el museo. “Ya Mario tenía la casa y el museo, donde vive él. Me pareció que la colección era hermosa estéticamente cuando la vi”, expresó.

Quienes deseen dar este recorrido, pueden hacerlo a partir del 28 de junio hasta el 30 de agosto de martes a domingo de 11:00 am a 5:00 pm. La entrada es gratuita.