• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Rememoran a Federico García Lorca a través de metáforas de vida

Karina Ochoalcalá, Luigi Sciamanna y David Ascanio rinden homenaje a literatura universal en Lorquiana |Foto: Manuel Sardá

Karina Ochoalcalá, Luigi Sciamanna y David Ascanio rinden homenaje a literatura universal en Lorquiana |Foto: Manuel Sardá

El piano, el canto y la actuación se fusionan en el espectáculo dramático Lorquiana, que se basa en textos del escritor español

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Federico García Lorca existió entre los símbolos y metáforas. Entre la luna, el romance y la sangre. Herido, inquietante y astuto supo desarrollar la poesía, la literatura y la música. Su legado infinito es celebrado por los artistas en la pieza Lorquiana, un recital que se presentará el fin de semana en el Teatro de Chacao y que combina la melodía, el canto y la actuación.

El músico David Ascanio se acomoda frente al piano. La soprano Karina Ochoalcalá se coloca frente al actor Luigi Sciamanna para comenzar la acción. El sonido de las teclas se entremezcla con el texto y los finos movimientos de quien declama se detienen luego para dar paso al canto.

"La idea surgió hace muchos años cuando Karina trajo las canciones españolas populares que García Lorca recogió.

Primero quería hacer un concierto, pero luego de transformaciones llegamos a lo que tenemos ahora. Se me ocurrió entonces tomar varios textos suyos y ensamblarlos en una versión libre. Tiene que ver con el arte extraordinario de crear", narra Ascanio.

La intención es rememorar el genio del escritor español en sus facetas artísticas. Entonces la pieza va de lo musical al verbo y a la actuación; a ratos con momentos alegres y luego otros más melancólicos, para dibujar conceptos inherentes al ser humano como el amor, la vida, el poder de creación y lo que representa la muerte.

El recital está compuesto por 21 escenas. Entre versos como "Tengo miedo a perder la maravilla/de tus ojos de estatua" se cuelan canciones como "El Café de Chinitas", "Las tres hojas", "Los cuatro muleros", "Nana de Sevilla" y "Las morillas de Jaén". "No quise escoger los poemas más conocidos porque siento que una de nuestras funciones también es proyectar otra parte de su obra", señala el pianista. "Lorquiana me ha hecho reflexionar sobre la vida, me hizo darme cuenta de lo cambiante que es y lo inevitable que son ciertas cosas", agrega la soprano.

Sciamanna expresa que el espectáculo lo conecta con otras experiencias, lo que se convierte en una ocasión para meditar sobre la condición del actor. "Hay días en los que me voy con ideas sobre la música y la palabra. Me gusta pensar las cosas bien, pero en otros momentos me interesa guardar todo eso y lanzarme. Ser más instintivo, orgánico. Este montaje tiene un componente interno importante. Uno es siempre pequeño ante la fuerza de lo natural".