• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ramsés Larzábal reflexiona a partir de sus silencios

Larzábal presenta piezas realizadas en los últimos años | Foto Manuel Sardá

Larzábal presenta piezas realizadas en los últimos años | Foto Manuel Sardá

El artista cubano residenciado en Venezuela  inaugura la nueva etapa de Spazio Zero con una individual integrada por 17 obras que dialogan entre los temas políticos y la levedad de los espacios en blanco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La primera intervención que aparece ante el público lleva por nombre Bienvenido. Un ensamblaje colocado en la puerta de la galería que cumple la función de alfombra. Los elementos que la integran no necesitan mayor explicación: billetes de 10, 20 y 50 bolívares (de los viejos), que son pisados en la entrada.

Mañana será la inauguración formal de la más reciente propuesta expositiva de Ramsés Larzábal, integrada por 17 obras desplegadas en los nuevos espacios de la galería Spazio Zero, que ahora se encuentra en Colinas de Bello Monte.

El artista cubano, residenciado en Venezuela desde muy joven, presenta una serie de ensamblajes, esculturas e instalaciones realizadas en los últimos cinco años con diversos materiales que fortuitamente han llegado a sus manos.

El tema de la diáspora se manifiesta en una de las instalaciones más elaboradas de la exposición, que se despliega por varias paredes de la galería. Carátulas de pasaportes pegadas con cinta adhesiva son los materiales que utiliza para su pieza Se va, se va, se va… o viene, un recorrido espacial creado a partir de las hojas de identificación migratoria de personajes anónimos, que habla de cambios, lejanía y también de los vacíos que implica la partida. “Vivo en un constante vacío de pertenencia. Esto es una traducción inconsciente de lo que soy, que no quiero negar ni tengo miedo a mostrarlo”, expresa el artista.

Esta obra se complementa con las instalaciones Silencio y Con o sin, que dialogan desde paredes enfrentadas que se diferencian por los matices de luz y sombra. “Intervine un velo de novia y le puse un título que corresponde a ese juego de palabras venezolano de con o sin. Sobre el fondo blanco se produce una inquietud visual brumosa, que transforma la percepción del espacio. Ahí no existe la sombra. En el caso de los silencios, para mí son necesarios”.

Caucho, aluminio y acero integran la obra Maroma, que no es más que la expresión plástica de las formas circulares que crean los niños de la calle que hacen malabares en los semáforos. Reflexiones sobre el entorno, vinculados a un contexto de país bastante complicado y susceptible.

La otra parte del trabajo de Larzábal se construye a partir de la neutralización de los materiales pesados en sus propuestas escultóricas, que tienen un espíritu de levedad cargado de significados. “Me he caracterizado por ese contraste, darle exquisitez a los materiales más vastos. Las piezas levitan aun cuando no soy delicado al momento de amarrar los elementos, al bordar. Me encanta lo bruto; pero al mismo tiempo, cuando ves el todo, la lectura es distinta”, señala.

Sin embargo, el creador es consciente del peso político que puede tener su obra, de lo cual también se aprovecha. Un ejemplo es el crucigrama de grandes proporciones que se encuentra en una de las paredes al cierre del recorrido, donde se invita a rellenar los espacios en blanco con las respuestas en vertical y horizontal según corresponda. “Si ignoras las preguntas, son simples manchas modulares que visualmente son impactantes. Si resuelves el crucigrama, te encuentras con las palabras ‘Es, Gracias, Calabozo, Fidel’. La asociación primaria que puedes hacer es porque soy cubano. Pero la verdad de esta pieza es un simple juego, porque el material del cual saqué los elementos me los prestó el director de un museo en Calabozo, llamado Fidel. Y luego terminó convertido en obra de arte”.

Ironía, humor, pero sobre todo mucha reflexión integran la exposición Ramsés Larzábal por Ramsés Larzábal, una individual interesante, constituida por una serie de piezas que deberían llamar la atención de los museos para ser parte de sus colecciones.


Ramsés Larzábal por Ramsés Larzábal
Avenida Casiquiare, Quinta Zero, Colinas de Bello Monte
Inauguración: mañana, 6:00 pm
Entrada libre