• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Raimundo Pineda conciliará lo popular con lo académico

Raimundo Pineda | Foto: Cortesía Fundamusical Bolívar

Raimundo Pineda | Foto: Cortesía Fundamusical Bolívar

La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar prestará su ropaje elegante a propuestas inspiradas en la raíz tradicional venezolana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Raimundo Pineda representa ese punto medio entre lo popular y lo académico que tanto ha enriquecido a ambos mundos. No sólo ha sido integrante durante muchos años de la Sinfónica Simón Bolívar, sino que tiene formación como director orquestal, es compositor y es flautista del ensamble más longevo de la Movida Acústica Urbana.

En la batuta de Pineda convergerá la fuerza de la orquesta y el sabor de dos agrupaciones populares que tienen una cualidad en común: todos sus integrantes son compositores. Se trata de Los Sinvergüenzas, a la que pertenece, y EnCayapa, que también es parte del mismo colectivo.

Para el concierto que se celebrará el sábado en el Centro de Acción Social por la Música, sede del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, se escogió un repertorio que refleja la calidad de esas nuevas creaciones, pero abrazadas por la elegancia de la música sinfónica.

“No es la primera vez que grupos de raíz tradicional hacen un encuentro como éste. Cada grupo ha querido probar cómo sonaría su obra en ese formato”. Se refiere Pineda a experiencias como la de El Cuarteto con la Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, con la que grabaron Tríptico para los cuatro de Pedro Mauricio González, o al álbum que Ensamble Gurrufío realizó con la misma agrupación.

La presentación incluirá un guiño a la música flamenca. En la primera parte el solista Adam del Monte interpretará un concierto para guitarra flamenca y orquesta titulado Paisajes, que presentó recientemente en el Teatro Tchaikovsky con la Orquesta de la Municipalidad de Moscú. El instrumentista criado en Andalucía y formado en el Royal Northern College of Music de Manchester, Inglaterra, quería probar la pieza con una orquesta que tuviera aires ibéricos. Tras varios ensayos manifestó que la Bolívar era, hasta ahora, la que más se había aproximado a ese ideal.