• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Rafael Cennamo: “Me gustaría llevar mi marca a Venezuela”

Uno de los sueños de Rafael Cennamo es abrir una tienda en el país para que los venezolanos conozcan su trabajo

Uno de los sueños de Rafael Cennamo es abrir una tienda en el país para que los venezolanos conozcan su trabajo

El diseñador, criado en Maturín, ha vestido a celebridades como Beyoncé, Taylor Swift y Rihanna. El creativo tiene un taller en Manhattan desde el año 2009

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los televidentes que siguieron atentos la transmisión de la alfombra roja de los más recientes Premios Oscar pudieron escuchar a Giuliana Rancic

—conductora de E! News y de Fashion Police de E! Entertainment— decir que el traje negro que vestía para la cobertura de la antesala estaba firmado por un venezolano: Rafael Cennamo.

El nombre del modisto quizá era ignorado para algunos espectadores del país que están acostumbrados a ver celebridades con atuendos de coterráneos famosos como Carolina Herrera o Ángel Sánchez. Pero lo cierto es que el creador, nacido hace 29 años en Caracas y criado en Maturín, no es ningún desconocido en Estados Unidos.

Rafael Cennamo creó la marca en Miami en 2006, y tres años más tarde mudó su centro de operaciones a Nueva York, donde en poco tiempo se ha hecho favorito de actrices y cantantes. Desde su taller en Manhattan ha trabajado modelos para Beyoncé, Rihanna, Gwen Stefani, Eva Longoria, Taylor Swift, Jada Pinkett Smith, Kim Kardashian, Anne Hathaway, entre otras, que los han lucido en portada de revistas, en el lanzamiento de sus productos o en la presentación de ceremonia de premios.

Antes de los Oscar, el diseñador había vestido a Rancic para la antesala de los Emmy. “El contacto lo hicimos a través de su estilista que me llamó para decirme que ella se había enamorado de esa pieza cuando la presenté en la Semana de la Moda de Nueva York. Me pareció que era una oportunidad precisa para mostrar una de las piezas de la colección de primavera. Para mí fue una emoción supergrande verla porque hasta el último momento uno no sabe si las celebridades se van a poner el vestido”, expresa Cennamo.

Con formación en el Art Institute Miami, el creativo considera que las clientas que visten sus diseños son mujeres glamorosas que les gusta estar a la vanguardia. “Es detallista, tiene una personalidad definida, le gusta llevar tendencias. Lo más importante de mis piezas es que están hechas para que las mujeres se sientan cómodas, tanto las de la línea para novias como las de alta costura y la de ready-to-wear”, señala el modisto cuyo ídolo es Valentino.

Cennamo se interesó por el diseño de modas desde que tenía 15 años de edad, en ese momento ayudaba a uno de sus hermanos que tenía la agencia de modelaje Antomar, relacionada con el Miss Venezuela. “Participé como diseñador, así fue cómo comencé a hacer algunas cosas sin siquiera haber estudiado. Desde pequeño tenía el sueño de tener mi propia firma, todos en mi casa sabían que quería ser diseñador porque lo que conseguían en mis cuadernos eran figurines, vestidos, blusas. Mi mamá siempre me apoyó, me inscribió en talleres de arte. Fue una etapa bien bonita”.

El diseñador asegura que los últimos tres años los ha vivido en una carrera trepidante porque ha alcanzado reconocimiento en poco tiempo. “Esta es una industria que se maneja de forma muy rápida. Cuando termino de diseñar una colección, ya tengo que pensar en la del año que viene. A veces se me hace difícil asimilar las cosas, pero estoy feliz, orgulloso de ser otro de los venezolanos que está dando de qué hablar en el exterior”.

Uno de los sueños de Rafael Cennamo es abrir una tienda en el país para que los venezolanos conozcan su trabajo, “Adoro mi país, toda mi familia está allá. Viajé en diciembre para pasar Navidades con mis padres. Extraño mucho la comida, así que cada vez que estoy en Maturín rompo la dieta (…) He recibido algunas llamadas de empresarios, me gustaría llevar mi marca a Venezuela. No cierro las posibilidades de ningún tipo”, afirma el creador, que desearía vestir a alguna participante del Miss Venezuela 2013.