• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Principito llega a la pantalla grande con lujo visual y contemporáneo

The Hollywood Reporter señaló que el stop motion es “simplemente exquisito"

The Hollywood Reporter señaló que el stop motion es “simplemente exquisito"

El filme emplea como excusa el clásico de Saint-Exupéry para hablar de la desilusión del ser adulto a través de los ojos de una niña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo narrativo y poético del clásico cuento del autor francés Antoine de Saint-Exupéry llega a la pantalla grande de la mano de On Animation Studio y Orange Studio, en un lujo visual y contemporáneo basado en El Principito. La adaptación libre dirigida por el cineasta Mark Osborne se impregna de la esencia del libro, que fue publicado en 1943 y ha sido traducido a más de 250 idiomas y dialectos, incluso al braille.

La animación utiliza como referencia las ilustraciones originales hechas con acuarelas por el mismo Saint-Exupéry. Con una mezcla de 3D y stop motion el filme se divide en dos historias: la narración de El Principito contada por el aviador y la vida de una niña que busca ingresar a una prestigiosa escuela.

Desde el comienzo, el largometraje se nutre de los elementos metafóricos del libro que toman como protagonista a una pequeña que vive bajo las reglas no solo de un sistema totalmente controlado por los adultos, sino por los estrictos esquemas de una madre impositiva.

La obsesión de la madre porque la niña entre a la Academia Werth, la llevan a pasar día y noche encerrada en su cuarto estudiando, sin poder hacer amigos o jugar. Su vida da un vuelco inesperado cuando, durante la prueba de ingreso a la institución, los profesores le preguntan qué quiere ser cuando sea grande, pero no sabe la respuesta y la descalifican. En un nuevo intento por entrar, se mudan a un vecindario cercano a Werth, donde conoce al curioso y viejo aviador.

A partir del lazo que se crea entre estos dos personajes, inicia el viaje emocional de la niña, quien se sumerge en un sueño realista y termina en otro planeta para buscar al Principito y ayudar al viejo. En este mundo encuentra a personajes como el Vanidoso que ahora es un policía; el Rey, un ascensorista; el Hombre de Negocios, que es el dueño del mundo; la Culebra, el Banquero; y el Principito, quien se ha convertido en un barrendero adolescente.

En el acertado guion de Irena Brignull y Bob Persichetti, el aviador significa para la niña lo que el Principito para el piloto. De esta relación surge una observación profunda sobre la vida y la muerte en la que está presente la posibilidad del deceso del Principito y del aviador, sin caer en la obviedad.

Aunque el personaje principal no es el Principito, la película lo emplea como excusa para hablar precisamente de aquello que es la premisa del libro: la curiosidad y el asombro de los niños frente a la desilusión del ser adulto, y el retorno a lo esencial.

El filme, de naturaleza melancólica, acierta en rememorar un clásico con valor universal. “El Principito resulta ser una muestra reinventada respetuosa y amorosa del cuento de Antoine de Saint-Exupéry”, reseñó Variety.

The Hollywood Reporter señaló que el stop motion es “simplemente exquisito, no solo por su inmaculada ejecución, sino también por las texturas de papel de los personajes, que no cae en una traducción muy literal de las ilustraciones de Saint-Exupéry, y evocan su fragilidad”. En IMDB la cinta obtuvo una puntuación de 7,8 sobre 10, y en Rotten Tomatoes 7,2 de 10.


FICHA

El Principito

Circuito Cines Unidos, Circuito Cinex