• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Primera parada para un ángel insurrecto

La actriz Anne Hathaway / Reuters

La actriz Anne Hathaway / Reuters

Las casas de apuestas dan alrededor de 90% de probabilidades de triunfo a Anne Hathaway, un ensueño de porcelana que a partir de El secreto de la montaña enterró su aura de princesita

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Anne Hathaway

 Casi ni se había bajado de la moto de Gatúbela y ya estaba modificando su cuerpo de ángel (de músculos tonificados y artes marciales a la desnutrición) para apoderarse de un arquetipo universal de pobreza, padecimiento y maternidad incondicional: Fantine, del musical Los miserables, interpretada antes en la pantalla grande o el escenario por grandes como Patti Lu Pone, Lea Salonga, Uma Thurman y Fiorelle. De nombre idéntico al de la esposa de Shakespeare, la neoyorquina Hathaway fue la adolescente de El diario de la princesa (2001) que en El secreto de la montaña (2005) envió el contundente mensaje de que no se encorsetaría en damiselas intachables. Con Los miserables, para la que se cortó el cabello y mostró su formación como soprano, consigue la segunda de un probable largo prontuario de postulaciones. La primera llegó en 2009 (pero como Actriz Principal) por su ex adicta a las drogas en La boda de Rachel. Los apostadores en Internet le dan 9 sobre 10 posibilidades de ganar.

 

Sally Field

 

La novicia voladora de la TV despliega otra vez alas a los 66 años de edad en Lincoln como Mary Todd Lincoln, la esposa fornida, valerosa y frágil de salud que, como Jacqueline Kennedy un siglo después, estuvo al lado de un presidente cuando lo mataron. La menudita Sally Field, a quien las páginas de apuestas de Internet colocan como segunda favorita (le dan 5 sobre 100 posibilidades de triunfo, muy lejos de Hathaway), está invicta en el Oscar: 2 postulaciones como Actriz Principal (Norma Rae en 1980 y En un lugar del corazón en 1985) y par de estatuillas.

 

Helen Hunt

 

En The Sessions su papel (Cheryl) no es exactamente el de una prostituta, sino una terapeuta sexual contratada para tener “intimidad” por un poeta paralítico de 38 años de edad, que desea perder la virginidad antes de morir. Como Sally Field, la intelectual Hunt (que el próximo junio llegará al medio cupón) ha construido una carrera sólida a pesar de no nacer con el cuerpo de Megan Fox. Y al igual que Field, cuando la postularon, cortó rabo y oreja: en 1998 ganó (como Actriz Principal) por soportar a Jack Nicholson en Mejor imposible. También pelea el lugar de segunda favorita entre los apostadores.

 

Amy Adams

 

Se crió en un hogar mormón (de adulta no es practicante) y probablemente la experiencia la sirvió para construir a Peggy, la obediente y reprimida esposa de Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), el personaje que al parecer alude a L. Ron Hubbard, padre de la cienciología, en The Master. A la calladita, la pelirroja de Los Muppets (una fija entre las más elegantes de las alfombras rojas) ya suma 4 postulaciones al Oscar desde 2006, todas como Actriz de Reparto (las anteriores por Junebug, La duda y El luchador). En las casas de apuestas le dan 4 sobre 100 posibilidades de triunfo.

 

Jacki Weaver

 

Es una australiana a la que su primera postulación al Oscar cuando ya tenía más de 60 años de edad, por su matriarca casi incestuosa de un hogar de delincuentes en el policial oceánico Animal Kingdom (2010), le abrió las puertas de Hollywood. Otra de las “esposas de” en la promoción 2013: en el papel de Dolores, forma matrimonio junto con un Robert de Niro que regresa, como un fanático obsesivo del fútbol americano, a sus grandes papeles de siempre en la comedia Silver Linings Playbook. A Weaver le dan muy poco chance de ganar: alrededor de una posibilidad sobre 100.