• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Pixar apuesta por un dinosaurio aventurero y el regreso de Toy Story

<i>Toy Story</i> tendrá una cuarta entrega | Foto: captura

Toy Story tendrá una cuarta entrega | Foto: captura

Para ver a Buzz Lightyear y Woody habrá que esperar dos años, hasta verano de 2017

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El retorno de dos clásicos, Toy Story y Nemo, junto a un dinosaurio aventurero son las grandes bazas para los próximos dos años de la factoría Pixar, que cuenta asimismo con el más que previsible éxito de Inside Out, aclamada en su estreno en Cannes.

John Lasseter, director creativo de Pixar, presentó hoy también lo próximo de Disney -que dirige tras la fusión entre ambas compañías-, centrado en la utopía animal Zootropolis y la joven heroína de los mares del Sur Moana.

Para ver a Buzz Lightyear y Woody habrá que esperar dos años, hasta verano de 2017. Algo menos, un año, para reencontrarse con Nemo y su amiga Dory.

Pero Inside Out ya está aquí y en noviembre llegará The good dinosaur, dirigida por Peter Sohn.

Lasseter mostró en una sala de cine de Cannes un adelanto de sus próximas producciones y recordó que esta será la primera vez en que la factoría que ha reinventado la animación saque dos películas en el mismo año.

Tras reconocer que Inside Out podría convertirse en "una de las películas más importantes en la historia de Pixar", el director relató la historia del dinosaurio Arlo, que protagonizará un filme inédito por la fidelidad con que han sido recreados la naturaleza y los paisajes.

El tímido Arlo pierde a su padre, al que se halla muy vinculado, y por una serie de accidentes termina lejos de su familia y con la única compañía de un niño llamado Spot.

En un clásico giro narrativo de la compañía, siempre preocupada por que las cosas no sean como uno se espera, el niño será más bien la mascota de Arlo (ladra y actúa como un perro) y este por contra será el protagonista con características humanas.

Para verano de 2016 está previsto el regreso del pececillo Nemo a las pantallas, aunque esta vez cederá el protagonismo a su inseparable amiga, que da nombre a la película: Finding Dory.

La olvidadiza Dory -a la que pone voz Ellen Degeneres- recuerda de repente a su familia y se embarca junto a Nemo y su padre, Marlin, en un viaje para encontrarla que le llevará hasta el Instituto de Ciencia Marina, donde transcurre mayoritariamente la acción.

La joya de la corona y emblema de la compañía, Toy Story, tendrá una cuarta entrega, aunque no se tratará "de una continuación de las anteriores, sino de un nuevo capítulo por completo, según explicó Lasseter.

Aunque apenas ofreció detalles, Lasseter, que dirigirá el filme, adelantó que "es muy personal para mí".

Pixar cuenta con otras siete películas en fase de desarrollo con las que tiene bien cubiertos los proyectos futuros hasta 2020, dijo su director creativo.

Mientras Disney, que viene del descomunal éxito de Frozen y el buen desempeño de Big Hero 6, planea hacer reír a niños y mayores con Zootropolis, una fábula sobre una ciudad poblada por mamíferos que divirtió mucho a la audiencia con la proyección de un par de escenas.

"Nos enfocamos en historias clásicas de Disney contadas para la gente de hoy", señaló Lasseter, que recordó el estado de profundo desánimo que reinaba en la compañía antes de la fusión con Pixar.

La ciudad de Zootopía tiene barrios como el exclusivo y caluroso Sahara Square o el gélido Tundra Town, por donde se moverán animales de todo pelaje y tamaño como si fueran seres humanos.

La protagonista de este trabajo -que se estrenará el próximo febrero- es la coneja Judy Hopps, aspirante a policía, a la que nadie parece tomarse muy en serio.

Luchando contra los estereotipos, se asociará con el artero zorro Nick Wilde para resolver una misteriosa desaparición, para lo cual tendrá que lidiar con obstáculos más propios de la insondable condición humana.