• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Picasso y Rembrandt, a la venta en el pujante mercado chino del arte

Las piezas hurtadas están valoradas entre 1 y 2 millones de dólares | FOTO EFE

Galería de arte | FOTO EFE

Un cuadro de Rembrandt espera salir este viernes a subasta a un precio de 50 millones de dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Expuesto a buen recaudo en un palacio pekinés, un cuadro de Rembrandt espera salir este viernes a subasta a un precio de 50 millones de dólares, junto con otras obras maestras de Picasso, Renoir o Rodin.

Tras propulsar a las altas esferas de las subastas mundiales a pintores chinos como Qi Baishi o Zhang Daqian, las fortunas asiáticas quieren ampliar su repertorio y miran a Occidente. "Estos últimos cinco años hemos constatado un fuerte apetito por el arte occidental entre los chinos de China continental. Sus compras han aumentado un 500%", resume Patti Wong, presidenta de Sotheby's Asia, en una entrevista a la AFP.

La casa de remates con sede en Nueva York se ha aliado con el grupo público Beijing GeHua Art para abrirse las puertas del mercado chino, muy proteccionista. Gracias a esta unión se pondrán en venta hasta el domingo unos veinte retratos de grandes maestros europeos, como Picasso, Marc Chagall, Henri de Toulouse-Lautrec, Pierre Bonnard, Kees Van Dongen, Eugène Delacroix o Jean-Baptiste Camille Corot.

Las oportunidades de ver un Delacroix o un Rembrandt en Pekín son muy escasas, asegura a la AFP Hou Jie, un aficionado que ha venido a ver los cuadros en el palacio donde están expuestos. "Antes teníamos que ir al extranjero, por ejemplo al museo del Louvre en París". "Ahora China se abre al mundo exterior, las obras de arte entran e incluso hay gente que puede adquirirlas", añade. Gu Xunming, responsable de un museo pekinés, se extasia ante el retrato pintado por Rembrandt en 1658.

El "Retrato de un hombre, de medio cuerpo, con las manos en la cintura" se vendió en 2009 en Londres por 33 millones de dólares, un récord para un cuadro del maestro holandés. El comprador, el magnate de los casinos de Las Vegas Steve Wynn, lo vendió luego. Y así ha llegado a China. Gu lamenta con algo de decepción que "el comprador será alguien muy rico, pero no necesariamente una persona que entiende el arte. Es la tendencia actual en China". Sotheby's no prevé venderlo todo, aunque sí atraer clientes para el futuro.

"No importa que no haya una reacción inmediata, el interés está ahí y pensamos que tarde o temprano esos compradores irán a nuestras salas de venta en Londres o Nueva York", explica Patti Wong. A comienzos de noviembre, en Nueva York, el hombre más rico de China, el empresario Wang Jianlin, desembolsó 28 millones de dólares para comprarse un Picasso, "Claude y Paloma". Pero el entusiasmo de los chinos por los genios europeos no se limita a las salas de venta ni a los multimillonarios.

El interés se está generalizando a medida que China se abre y los chinos viajan al extranjero, donde encuentran los catálogos de los museos traducidos al mandarín. "He visto a chinos en Pekín haciendo cola durante horas para visitar exposiciones de arte occidental en museos o galerías", cuenta a la AFP la experta Nancy Murphy. "Hay un verdadero deseo de ver obras originales, y Christie's y Sotheby's pueden aprovecharlo", añade.