• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Peter Jackson dirige desde el buen humor

Peter Jackson | Foto REUTERS / Archivo

Peter Jackson | Foto REUTERS / Archivo

El realizador neozelandés promueve las risas en los sets de filmación de las cintas a su cargo, entre ellas El hobbit: la desolación de Smaug

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando se tiene la oportunidad de filmar bajo las órdenes de un director como Peter Jackson sobran los halagos. Tanto que en un encuentro con la prensa internacional celebrado en diciembre los actores de El hobbit: la desolación de Smaug se dedicaron a lanzarle piropos acerca de su metodología de trabajo y dejaron para el segundo plano la promoción de la película. El realizador neozelandés bromeó al escuchar los elogios: “Me gusta, sigamos hablando de cosas buenas sobre mí, puedo tomarme un par de tazas de té –su bebida favorita– mientras los escucho”.

El elenco de la producción atribuye el éxito de las cintas del cineasta no solo a los novedosos efectos especiales que utiliza o a la capacidad que tiene para trasladar clásicos de la literatura a la gran pantalla –como en el caso de El señor de los anillos–, sino sobre todo a su actitud sencilla y relajada ante la vida, una cualidad que traslada a cada uno de los sets de filmación a su cargo. Con la segunda parte de El hobbit continúa un camino de triunfos. Aunque algunos fanáticos la criticaron, la película ha recaudado más de 800 millones de dólares en el mundo y, a casi un mes de su estreno en Venezuela, sigue presente en la cartelera de las principales ciudades del país.  

De sonrisa perenne y apariencia desarreglada (para el encuentro lució una camisa sin planchar y cabellos desordenados), Jackson, de 52 años de edad, se mostró amable durante toda la entrevista. Ese buen genio es el que alaban artistas como Evangeline Lilly, que en el filme da vida a la elfa Tauriel.

“Lo que más aprendí de él fue que no importa lo serio que sea tu personaje o lo intensa que sea la escena, no hay mejor elíxir que la risa. Peter es una de las personas más cómicas que conozco, es más, creo que tiene cero respeto por el arte de la actuación y eso es grandioso, porque no hay presión. Es capaz de hacer que le brindemos las mejores interpretaciones haciéndonos reír”, dijo.

El comentario fue agradecido por el director, quien ratificó que para él siempre es importante tener un buen ambiente de trabajo: “Obviamente quiero que mis actores sobresalgan, que tengan grandes actuaciones… así que si vas a pasar muchos días o meses filmando, necesitas que haya una confianza mutua, que haya un set relajado, porque si eso no ocurre nacen las diferencias y las malas actitudes”.

Aidan Turner, que encarna al enano Kili, aseguró que Jackson es un gran creador y un visionario, una persona con energía contagiosa e inspiradora.  Una opinión que compartió Luke Evans (Bardo el Arquero), que recordó la insistencia del director en repetir varias veces la misma toma.

Jackson expresó que se siente comprometido con el público y que por eso es exigente con los actores, pero sin comportarse como un dictador. “El proceso de dirigir es algo muy interesante. Lo que realmente haces es colaborar con los actores. Al final lo que importa es qué siente la gente cuando ve la película, así que lo que hago es ponerme en ese lugar, me convierto en el traductor de lo que a los fanáticos les gustaría ver en la pantalla grande”.