• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Penélope Cruz siempre recibe las dificultades "con los brazos abiertos"

Penélope Cruz / EFE

Penélope Cruz / EFE

Muy atractiva y simpática, subida en unos impresionantes tacones negros de filo dorado, con pantalón y torera negra bordada en blanco, la actriz repartió besos y autógrafos entre los admiradores que la esperaban a las puertas del hotel María Cristina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La actriz española Penélope Cruz, ganadora de un Óscar, que hoy presentó en el Festival de San Sebastián su último trabajo con el director italiano Sergio Castellitto, "Volver a nacer", aseguró en una entrevista con Efe que interpretar este papel fue "un reto muy bonito".

"Me asustaba un poco -añadió-. Gemma era la misma mujer, pero en distintas edades. Además, estaba el idioma, porque ella habla en italiano y en inglés con acento italiano... En fin, muchas dificultades, pero eso es lo que yo recibo siempre con los brazos abiertos".

Muy atractiva y simpática, subida en unos impresionantes tacones negros de filo dorado, con pantalón y torera negra bordada en blanco, la actriz repartió besos y autógrafos entre los admiradores que la esperaban a las puertas del hotel María Cristina.

"A mí no me da ningún miedo transformarme según necesite el personaje, en fea o en mayor. Pero engordar o adelgazar hasta el punto de que te puedas poner enfermo, como han hecho algunos compañeros, eso sí que no. A lo mejor, engordar sí -advirtió entre carcajadas-, pero adelgazar, no".

La actriz española más internacional explicó que fue un rodaje largo y muy intenso. "Fue muy difícil, porque Gemma es casi una adolescente cuando empieza la película y la acaba como madre de un adolescente", dijo.

Esa diferencia de edad entre los veinte y los cincuenta y tantos años, propiciada por el maquillaje de Alessandro Bertolacci, trajo a la memoria de Penélope a algunos familiares suyos: "A mi madre, por supuesto, pero también he visto rasgos de mis abuelas, de mi padre, de mis abuelos, cosas de cada uno de ellos, de cómo eran a esas edades, lo que ha resultado muy interesante para mí".

Dirigida por Sergio Castellitto y basada en el libro de su esposa, Margaret Mazzantini, "Volver a nacer" es la historia de una mujer que logró escapar del asedio a Sarajevo con su hijo recién nacido tras haber perdido allí a su marido, con el que vivió una gran historia de amor.

Dieciséis años después, regresa con su hijo para que visite la ciudad en la que nació y descubra la figura del padre que nunca llegó a conocer.

"Sergio y su mujer ya me regalaron un personaje maravilloso hace años en la película 'No te muevas' -con la que logró en 2004 el Premio David de Donatello a la mejor actriz-. Ahora han vuelto a poner en mis manos otro personaje que ha significado mucho para mí, en muchos niveles, no sólo como actriz", apuntó.

Como en "No te muevas", dos de las novelas "más maravillosas" que ha leído la actriz, el proceso de construcción de su personaje fue largo. Cruz reconoció que ha pasado años en los que vivió "mucho tiempo" pensando en estas mujeres: "Son experiencias fuertes, porque son personajes a los que les pasa de todo".

Por eso, se involucró muy pronto en este proyecto, casi tres años antes de que comenzara el rodaje: "En ese tiempo, me convertí en madre y, por supuesto, después entendí de una manera mucho más profunda qué es lo que mi personaje quería y la vida no le daba".

"Después, (el hijo) le llega de una manera muy desesperada para convertirse en el auténtico amor de su vida", añadió la actriz, que acaba de terminar un papel "pequeñito" en el próximo trabajo de Pedro Almódovar, "Los amantes pasajeros", su quinta película en común, y ha participado en el último filme de Woody Allen, "A Roma con amor".