• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Pedro Almodóvar: “Hollywood ahora trabaja para China”

“Las películas con inversiones de 200 millones de dólares naturalmente piensan en otras cosas que en reflejar los problemas del americano medio”, dijo el cineasta español | Foto EFE

“Las películas con inversiones de 200 millones de dólares naturalmente piensan en otras cosas que en reflejar los problemas del americano medio”, dijo el cineasta español | Foto EFE

Al ganador del Oscar al Mejor Guion Original por Hable con ella (2002) le parece terrible que la gente vaya a España a vacacionar  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Hollywood ahora trabaja para China”, aseguró Pedro Almodóvar durante un coloquio que organizó el periódico El Mundo a propósito de la celebración de la feria de arte ARCO.

El cineasta, que el 8 abril estrenará la película Julieta, criticó la producción abusiva de filmes de robots y superhéroes. “Las películas con inversiones de 200 millones de dólares naturalmente piensan en otras cosas que en reflejar los problemas del americano medio”, dijo.

Aseguró que en Europa, por suerte, hacen un cine más barato y pueden hablar de sus entornos: “Mis películas ocurren en cocinas, en cuartos de baño, dormitorios o fachadas de edificios, y puedo hablar de lo que me interesa”.

En relación con el mercado chino, Almodóvar puso como ejemplo que ya está en marcha la secuela de Pacific Rim de Guillermo del Toro, a pesar de que el filme no tuvo éxito en ningún país “salvo en China, donde funcionó astronómicamente”.

En el conversatorio con el escultor Miquel Navarro, moderado por el periodista Luis Martínez, se destacaron los elementos comunes en la obra de ambos artistas, en particular el deseo como motor y la ciudad como testigo y resultado de la acción humana.

“Madrid se ha convertido en una ciudad muy fea, incómoda y poco hospitalaria”, criticó el cineasta, cuya filmografía transcurre en gran parte en la capital española. “Que España se haya convertido en un lugar de vacaciones donde la gente viene a emborracharse y a comer me parece terrible; me horroriza ver cómo los principales cines de la Gran Vía se han convertido en tiendas mastodónticas”, insistió.