• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Paulo Coelho: "Sin pasión la vida no tiene ningún sentido"

 Paulo Coelho / EFE

Paulo Coelho / EFE

En una entrevista con Efe, Coelho, uno de los escritores más leídos del mundo, defiende la idea de vivir "apasionado, enamorado". Además habla detalladamente de su nuevo libro "Adulterio".

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El escritor Paulo Coelho está convencido de que la vida sin pasión no tiene ningún sentido, aunque en la actualidad se conciba como un riesgo y se olvide "en nombre de la seguridad", una pasión y su pérdida sobre las que escribe en su nuevo libro, "Adulterio".

En una entrevista con Efe, Coelho, uno de los escritores más leídos del mundo, defiende la idea de vivir "apasionado, enamorado", una cuestión que, recuerda, ya abordaron muchos autores, desde Henry Miller a Albert Camus, Gabriel García Márquez o Mario Vargas Llosa.

Ambientada en Ginebra, ciudad en la que el escritor brasileño vive desde 2009, la novela "Adulterio", editada por Planeta, relata en primera persona la historia de Linda, una bella mujer suiza que tiene todo lo que se pueda desear: está casada con un hombre rico, tiene dos hijos, una hermosa casa y trabaja en el periódico más importante del país.

A pesar de que ama a su marido, Linda no es feliz y su relación con él se ha vuelto rutinaria, insatisfacción que le hace sentirse culpable.

Cuando se encuentra con un antiguo novio del instituto que ahora es un político de cierta relevancia, Linda vuelve a sentir pasión por la vida e inicia una relación que la hará descender "hasta el fondo del pozo de las emociones humanas" para, por fin, encontrar su redención.

Y es que, cuando uno ve la felicidad como un reto "ya no sabe lo que está buscando porque tiene que llegar a un punto", sostiene Coelho, que asegura que "mucha gente que se dice a sí misma que quiere ser feliz, no sabe de lo que está hablando porque hay que definir la felicidad y la felicidad no se define, es como el amor, una experiencia personal".

Coelho decidió escribir sobre el adulterio a través de las vivencias de Linda, una mujer acostumbrada a una rutina "que se transforma en monotonía".

"Queremos cambiar pero tenemos miedo de los cambios", asegura el autor brasileño que hace que la protagonista de su novela se cuestione su paradisiaca existencia tras entrevistar a un escritor que le dice que no tiene intención de ser feliz, sino que prefiere vivir de forma apasionada.

Porque la monotonía no es sólo un problema de la pareja sino también "de la conexión de la persona con la vida".

Por eso, Paulo Coelho considera que la falta de pasión por la vida se combate "cuando se acepta que no podemos controlar nada y sin embargo tenemos el valor de ir más allá de los límites que nos imponemos. Cada vez que trasponemos un límite ya se ve el mundo de una forma completamente diferente".

Aunque en "Adulterio" Coelho no aborda la religión de forma directa, explica que para él "el acto de amar es la religión más importante. Todas las religiones dicen que el amor es el elemento salvador" y en su última novela "la redención es el amor de Linda por su marido".

Coelho, cuyos libros se han traducido a 80 idiomas y publicado en más de 170 países, es un firme defensor de la literatura en internet, de tal forma que ha publicado gratis en la red algunos de sus libros.

"Hay un mito en internet sobre que la gente es pirata y no paga. No es verdad. La gente, cuando ve que eres generoso y que subes las cosas a la red, siempre paga luego" comprando una copia física del libro o descargando una mediante pago, dice.

"Están los troll (provocadores que actúan en internet), pero esos no cuentan. Son más infelices que todos porque pasan sus vidas atacando sin añadir nada a la vida", sostiene el escritor.

Según Coelho, internet ha dado más poder a la gente para leer y escribir y eso es muy importante, dice, para descubrirse a uno mismo.

"Otro mito que a veces escucho es que Coelho se puede permitir dar sus libros gratis porque es rico, tiene mucho dinero. Eso es una tontería porque todo escritor quiere ser leído, nadie escribe para ganar dinero" defiende el autor brasileño que está convencido de que a la gente, si le gusta el libro, pagará: "es como ir a una librería, ojear los libros y decidir lo que te gusta".