• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Patricia van Dalen pinta con la cámara

Un año le tomó a Van Dalen desarrollar su propuesta desde que la Artmedia Gallery, en Miami, especializada en fotografía y video, le ofreció la sala para exponer | CORTESÍA PATRICIA VAN DALEN

Un año le tomó a Van Dalen desarrollar su propuesta desde que la Artmedia Gallery, en Miami, especializada en fotografía y video, le ofreció la sala para exponer | CORTESÍA PATRICIA VAN DALEN

La creadora presenta en Miami una nueva propuesta, en la que interviene imágenes de sus obras e instalaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Patricia van Dalen no puede ocultar el nerviosismo. Su voz refleja la ansiedad que le produce mostrar al público su más reciente trabajo, High Voltage. Es una propuesta que le tomó un año de trabajo desde que la Artmedia Gallery, en Miami, especializada en fotografía y video, le ofreció la sala para exponer. Ella aceptó encantada, sin dudarlo, a pesar de que no se encontraba profesionalmente con una cámara desde que estudió en la universidad.

Desempolvó de su clóset una cámara Leica M3 y se encontró con el primer reto: no funcionaba. Después de llevarla al taller comenzó a explorar con el lente todo lo que le rodeaba. “Me encantan los retos, seguir investigando, sobre todo en zonas que no son cómodas porque eso es a lo que más le temo como artista: a quedarme encasillada en un solo lenguaje y que la gente me identifique con una estética. Sin embargo, no lograba entender lo que estaba haciendo. Entonces decidí revisar dónde había quedado la última vez con mi trabajo pictórico y allí me hallé”, expresa la artista desde la ciudad estadounidense.

La instalación Grilla que presentó el año pasado en la galería GBG Arts, en Caracas, funcionó como punto de partida.  Primero la retrató en blanco y negro, después reconstruyó la imagen con los módulos que integraban cada una de las fotos. “Luego la coloqué en la pared y las intervine con los hilos de vinil o de plástico. Al capturarlos con la cámara desde diferentes ángulos resultaba un trabajo interesante. Es como una paradoja, porque no sabes quién produce la sombra, si el cordón nuevo que acabo de colocar o el que está fotografiado. Es un efecto eléctrico, hay mucha vibración”, dice.

Con High Voltage la artista expone por segunda vez en Miami después de diez años. La primera fue con una instalación en el Jardín Botánico. “En esta ocasión, además, lo hago en una galería privada, que es muy distinto a lo que he hecho siempre. Desde los años noventa he tenido el deseo de intervenir lugares públicos que no están dentro del circuito normal de los museos. Aquí en Miami sentí empatía porque es un espacio contemporáneo, con una museografía limpia y cuyo curador es excepcional, José Antonio Navarrete”, agrega.

En la exhibición presenta también la obra Spatial Station, compuesta por tres fotografías de subestaciones eléctricas. También se muestra Electric Blue, integrada por siete fotos de gran formato en las que predomina el azul eléctrico. “Son tomas del cielo, que muestran segmentos de un cable de electricidad. Vistas así se convierten en líneas en el espacio. Entre todas hay una especie de corriente eléctrica que pasa entre ellas”, señala.

En Power Line, Van Dalen utilizó  cuatro pliegos de papeles arches que intervino con cordones plásticos de colores sostenidos por clavos similares a unos alfileres. “La idea es que estos hilos no estén paralelos al plano, sino que las sombras reflejen como una especie de triángulo. Es un uso fresco de lo que es la línea. Con esta exposición lo que hago es pintar con la cámara. Lo sorprendente es que dejé de pensar en color y lo que se apoderó de mi pensamiento fue la línea. La gente me asocia con pintura, murales y yo no me siento cómoda con eso. Dar este brinco tan grande da vértigo, pero estoy encantada de ver la reacción”, señala.


High Voltage

Artmedia Gallery

The Wynwood Building, Miami