• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Oxford eligió la palabra del año

Diccionario Oxford / Archivo

Diccionario Oxford / Archivo

Los responsables del diccionario Oxford consideran que era necesaria una palabra para distinguir la actividad de fumar de la de inhalar cigarrillos electrónicos, por lo que vaporear ha llenado un "hueco" lingüístico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Diccionario Oxford de lengua inglesa eligió hoy el verbo "vape" (vaporear), la acción de inhalar un cigarrillo electrónico, como su palabra internacional del año 2014.

Según los editores del diccionario publicado por Oxford Univesrity Press, el uso de ese vocablo ha aumentado en 2014 con respecto al año anterior.

"La palabra del año es un término o expresión que ha despertado un gran interés", señala en un comunicado la editorial, que en 2013 destacó el creciente uso del término "selfie", la foto de uno mismo que habitualmente se cuelga en las redes sociales.

"En los últimos cinco años, las ventas de cigarrillos electrónicos han aumentado desde prácticamente nada hasta una industria multimillonaria", argumentan desde Oxford University Press.

Los responsables del diccionario Oxford consideran que era necesaria una palabra para distinguir la actividad de fumar de la de inhalar cigarrillos electrónicos, por lo que vaporear ha llenado un "hueco" lingüístico.

Los editores del diccionario argumentan que, si bien los cigarrillos electrónicos se inventaron en China en 2003 y no comenzaron a comercializarse hasta hace una década, el uso de la palabra "vaporear" en inglés se remonta a los primeros años de la década de los 80.

La primera referencia conocida a la palabra se encuentra en un artículo de 1983, en la revista británica New Society, titulado "Why do People Smoke" (Por qué fuma la gente).

El autor de ese texto, Rob Stepney, lanzaba la idea de un dispositivo electrónico que en aquel entonces no existía.

"Un inhalador, o bien un cigarrillo no combustible, que se parezca mucho al objeto real pero... que suministre una dosis medida de vapor de nicotina (el nuevo hábito, si triunfa, se debería llamar vaporear)", escribía Stepney hace tres décadas.