• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Osmel no me quiere ver cerca de una cancha”

Bertolini fue tenista profesional | FOTO MANUEL SARDÁ

Bertolini fue tenista profesional | FOTO MANUEL SARDÁ

El certamen Miss International se celebrará el 11 de noviembre y solo podrá verse a través de Internet

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Michelle Bertolini llevará cinco maletas a Japón, donde el 11 de noviembre se celebrará la 54º edición del concurso Miss International, uno de los títulos de belleza más prestigiosos del mundo. Pero ella sabe que su equipaje es pequeño en comparación con la responsabilidad que tiene: luchar por la séptima corona de ese certamen. La última venezolana que la ganó fue Elizabeth Mosquera, en el año 2010.

Hará sola el viaje de dos días. Ni su familia ni ningún representante de la Organización Miss Venezuela la acompañarán. Sin embargo, aun cuando titubea al dar sus muy breves respuestas, dice que su ánimo está intacto. “Estoy emocionada por ir a Japón. He estudiado bastante sobre su cultura, su religión. Ya quiero llegar allá y aprender”, expresa.

—¿Qué balance hace de este año de entrenamiento?
—He tenido un sinfín de experiencias, de preparación. Trabajé también con niños, me dediqué a hacer labor social. He aprendido mucho, he cambiado como persona, soy diferente a la Michelle de antes.

—¿Ahora qué tipo de persona es?
—Ya me creí que soy miss. Antes me había costado un poco porque soy tenista y esto fue un cambio drástico.

—Cuando ganó la banda de Miss Venezuela Internacional 2013, ¿qué aspectos consideraba que tenía que mejorar?
—¡Tenía que mejorar todo! Yo entré al Miss Venezuela siendo deportista profesional y cambiarme el chip me costó. Pero lo he logrado, estoy lista para el Miss International.

—¿Pero, en cuanto a las clases, qué fue lo que más le costó? ¿Qué tuvo que reforzar?
—Cuando te gusta algo se te hace fácil. Trabajé bastante en pasarela, cambié totalmente. También en oratoria, actitud, maquillaje y estilismo. Fue una preparación excelente.

—¿Quién la asesoró en cuanto al estilismo?
—Mi estilista se llama Luis Eduardo, que se encarga de mantenerme siempre bella. Y mis clases de maquillaje fueron con Marco Govea.

—¿Cuáles son sus fortalezas?
—Mi serenidad, mi seguridad.

—¿Y sus debilidades?
—No pienso en ellas sino en mis fortalezas, y en que estoy preparada para el Miss International.

—¿Cuántos kilos tuvo que perder?
—Yo soy deportista profesional, me costó bastante bajar los músculos. Mi doctora Gianna Vegas me ha moldeado con inyecciones y masajes reductores. Richard Linares me ayudó muchísimo también. Gracias a ellos logré estar en peso y en medidas.

—¿Ha visto a las otras candidatas?
—Sí, pero en verdad no estoy enfocada en eso sino en mi preparación.

—¿Dejó el tenis definitivamente?
—No totalmente, me he metido en canchas a jugar un poquito. Pero no puedo hacerlo tanto porque Osmel no me quiere ver cerca de una cancha. Mi novio es tenista profesional y cada vez que viene jugamos un ratico.

—¿Qué hará si no gana?
—Eso puede pasar, pero yo voy con mentalidad y espíritu de ganadora. Tengo pensado quedarme en este medio.