• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Oscars 2013: Quién será el director ganador

Steven Spielberg | AP

Steven Spielberg | AP

Steven Spielberg, Ang Lee, Benh Zeitlin, Michael Haneke y David O. Russell: ¿quién se llevará la estatuilla dorada este año? Estas son las predicciones de La Nación de Argentina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. Steven spielberg

Nominado por: Lincoln

Premios anteriores: ningún premio, sendas nominaciones (Globo de Oro y Director's Guild, entre otras)

Chances de ganar: Muy buenas. Sin embargo, si Steven Spielberg vuelve a obtener el Oscar este año, lo hará por una razón ineludible: Ben Affleck, receptor de todos los galardones previos (incluido el más prestigioso: el del Sindicato de directores), no está nominado en esta categoría. Asimismo, el realizador de La lista de Schindler cuenta con un factor no menos importante que le juega a su favor: a la Academia le gusta dar premios a la trayectoria disfrazados de reconocimiento al mejor director del año. Este bien podría ser el caso de Spielberg. Porque a pesar de que efectivamente hay muchos contras (el film no tuvo el aval crítico de otras películas como Amour o La noche más oscura; se podría argumentar que es un largometraje sostenido en gran medida por la interpretación de Daniel Day-Lewis y, con excepción de sus actores, el trabajo de Spielberg no fue recibido con efusividad en otras premiaciones), Lincoln es, a fin de cuentas, la película más nominada este año. Y eso, desde ya, puede traducirse en un Oscar para su director.

2. Ang Lee

Nominado por: Una aventura extraordinaria

Premios anteriores: Kansas City Film Critics Circle Awards y Las Vegas Film Critics Society Awards

Chances de ganar: Muy buenas. El hecho de que la Academia haya ignorado a Ben Affleck (también a Kathryn Bigelow, pero fue Affleck quien eventualmente logró valerse de otros premios) dejó la categoría de mejor director mucho más abierta. De todas maneras, la verdadera puja parece estar entre Steven Spielberg y Ang Lee. Tanto Lincoln como Una aventura extraordinaria recibieron múltiples nominaciones (doce y once, respectivamente) y así como una se destaca en el plano actoral, la otra lo hace en el plano técnico. Aún así, Lee parece tener una cierta ventaja sobre Spielberg y si la tiene es por una razón fundamental: la mano del realizador se nota en todo momento, mientras que en Lincoln no sucede lo mismo. Lee filmó una historia que parecía imposible de trasladar a la pantalla y, con la gran colaboración de David Magee en el guión, se adaptó a formatos que le eran desconocidos y volvió a demostrar su maleabilidad, esta vez con un resultado superior incluso a otros dos de sus grandes trabajos, como Sensatez y sentimientos y El tigre y el dragón.

3. Benh Zeitlin

Nominado por: Bestias del sur salvaje

Premios anteriores: Boston Society of Film Critics, British Film Institute, Cannes (FIPRESCI, Golden Camera, Prix Regard, Mención especial), Chicago Film Critics Association, Dallas Film Critics Association, Los Angeles Film Critics Association, Sundance y National Board of Review

Chances de ganar: Ninguna. Aunque suene paradójico por la cantidad de premios recibidos, no hay manera alguna de que Benh Zeitlin se lleve el Oscar por su ópera prima y podríamos considerar su nominación como un premio en sí mismo. Hay que tener en cuenta que, como ya hemos remarcado, Affleck fue el único director en triunfar en las premiaciones fundamentales, lo cual aumenta las posibilidades de que Argo obtenga el Oscar a mejor película (esto sería algo histórico, ya que el último film en ganar una estatuilla dorada sin que su director esté nominado fue Conduciendo a Miss Daisy en 1989). Pero volviendo a Zeitlin, su aparición en esta categoría fue una verdadera sorpresa, a pesar de que a la Academia le agraden, ocasionalmente, las películas independientes "con corazón" y decidan incluirlas en la ecuación. Bestias del sur salvaje, a pesar de ser la película "diferente" de las nueve nominadas (por las características de su realización, además de su género), seguramente se quede con las manos vacías el 24 de febrero.

4. Michael Haneke

Nominado por: Amour

Premios anteriores: Palma de Oro en Cannes, European Film Awards y National Society of Film Critics

Chances de ganar: Regulares. Más allá de las obvias discrepancias, Amour es equiparable a La vida es bella en relación a la recepción que tuvo por parte de la Academia. No solo la nominaron como mejor película extranjera (uno de los pocos premios "cantados" de este año) sino además como mejor guión original, mejor actriz (Emmanuelle Riva) y, claro, mejor director. No hay dudas de que esto favoreció las chances de Michael Haneke. Sin embargo, en la única categoría - a excepción de mejor película extranjera, por supuesto - en donde el realizador tiene altas posibilidades de ganar es en la de mejor guión original. Con el reciente impacto negativo que sufrió La noche más oscura y su mirada sobre la tortura (lo cual afectó un posible reconocimiento para Mark Boal), Haneke estaría peleando palmo a palmo con Quentin Tarantino ( Django sin cadenas ). En el rubro mejor director, por el contrario, el panorama está más complicado para el director de La cinta blanca.

5. David O. Russell

Nominado por: El lado luminoso de la vida

Premios anteriores: Hollywood Film Festival, National Board of Review (guión adaptado), Philadelphia Film Festival, Satellite Awards y Toronto International Film Festival

Chances de ganar: Buenas. Este año, la figura de David O. Russell vendría a representar a la de esos directores que, al generarse una división de votos entre dos "favoritos", son "los terceros" que pueden llegar a beneficiarse de ese hecho. Si esa división se produjese con Steven Spielberg y Ang Lee, sin dudas que Russell se convertiría en el gran candidato a ganar. El apoyo que recibió El lado luminoso de la vida no se veía desde Rojos en 1981. Los cuatro protagonistas de la adaptación de la novela de Matthew Quick están nominados (Jennifer Lawrence, Bradley Cooper, Robert De Niro y Jacki Weaver) y además Russell llega a los Oscars con el envión recibido por su trabajo previo ( El ganador ). Porque aunque pueda ser considerada como una dirección "simple", el mérito del realizador con su flamante film es enorme y pasa por la manera en la retrata la interacción entre todos los actores (muchos de ellos, todo el tiempo juntos en una misma secuencia), sacando a relucir sus mejores dotes (un ejemplo es lo que logró con Bradley Cooper), algo que ya venía demostrando con películas tan disímiles como Flirting with Disaster y Yo amo a Huckabees.