• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Oscar 2014 estará lleno de realidad

<i>12 Years a Slave</i> recrea la vida de Solomon Northup, quien escribió la novela homónima | Foto Cortesía

12 Years a Slave recrea la vida de Solomon Northup, quien escribió la novela homónima | Foto Cortesía

Hechos auténticos nutren la mayor parte de las películas que, hasta el momento, parten como favoritas para la próxima temporada de premios 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ni el mejor jefe de marketing de Hollywood podría haber planeado algo así. Harvey Weinstein, productor de Mandela: Long Walk to Freedom, hombre conocido por sus agresivas tácticas a la hora de hacerse con el Oscar, se enteró de la muerte de Madiba en el estreno londinense de la biografía del líder surafricano, un filme que se cuenta entre los títulos más comentados de la próxima temporada de premios. “Uno de los privilegios de hacer cine es la oportunidad de inmortalizar a aquellos que tuvieron un profundo impacto en la humanidad”, declaró el ejecutivo con tacto, una vez conocida la noticia. El privilegio este año no es precisamente escaso: abundan entre las favoritas a los Oscar 2014 las historias basadas en hechos reales.

La lista es demasiado larga como para mencionar todos los ejemplos. Tal vez ya haya caído en la cuenta de que todos los filmes que protagonizan intérpretes negros y buscan una estatuilla dorada lo hacen utilizando un fragmento de la historia: ya sea la vida de Mandela (Idris Elba), la esclavitud (Chiwetel Ejiofor en 12 Years a Slave) , la lucha por la igualdad racial en Estados Unidos (Forest Whitaker en El mayordomo) o ese incidente de brutalidad policial que tuvo lugar en San Francisco en 2009 y que acabó con la vida del joven Oscar Grant (a quien encarna Michael B. Jordan en Fruitvale Station).

Como afirma Steve McQueen, director de 12 Years a Slave, su motivación fue luchar contra la amnesia. “Una enfermedad que nos hace olvidar nuestra propia historia y que hizo de La cabaña del tío Tom un bestseller mientras que el libro escrito en primera persona por Solomon Northup, un hombre libre secuestrado y vendido como esclavo en el sur, quedó enterrado bajo el éxito ajeno”, recordó el realizador británico.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, de las 20 películas que se perfilan como claras candidatas más de la mitad están basadas en hechos “que de hecho sucedieron en parte”, como señala el cineasta David O. Russell al principio de su nueva cinta, American Hustle, que se inspira en un escándalo político conocido como Abscam y que sacudió el Congreso y el Senado de Estados Unidos a finales de los años setenta. Ese filme y The Wolf of Wall Street encuentran a sus protagonistas en un mundo de timadores bursátiles y aledaños; Dallas Buyers Club, en la lucha contra el sida; Capitán Phillips, en la piratería en las costas de Somalia; Lone Survivor, en las montañas de Afganistán; Rush, en la Fórmula 1; Philomena, en una octogenaria cualquiera; y Saving Mr. Banks, en el famoso Walt Disney.

La inspiración histórica cruza fronteras con títulos como Walesa (Polonia) o Wakolda (Argentina), también centrados en capítulos de la historia más o menos conocidos, como la formación de Solidaridad o el paso de Josef Mengele por la vida de una familia del país sureño.

La principal diferencia en este asalto de películas históricas es que la posible ficcionalización de los hechos no importa en un año en el que los propios protagonistas defienden la versión que Hollywood da de ellos. Para muestra, el gruñón de Niki Lauda. El legendario piloto de la Fórmula 1 en el que se centra Rush odió la cinta al principio. Pero ahora es el primero en escribir cartas personales a los votantes pidiendo su apoyo para el filme y para Daniel Brühl, quien lo encarna en la pantalla.

Ese mismo apoyo es el que brinda el verdadero capitán Phillips al largometraje protagonizado por Tom Hanks, a pesar de que el resto de su tripulación lo denunció acusándolo de no contar la historia como fue. O la familia de Mandela, presente en varias presentaciones del biopic a los votantes de los premios de Hollywood. En uno de los actos, una de las hijas del líder surafricano, Zindzi, llegó a llamar a Idris Elba “papá”.

También participaron en la promoción de sus historias el verdadero Lech Walesa, en videoconferencia desde Polonia, y la Philomena Lee de carne y hueso, quien dijo que la tragicomedia que protagoniza Judi Dench era “lo suficientemente” fiel a su relato.