• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Oscar Collazos deja un vacío en la literatura

A Collazos le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica en agosto de 2014 | Raúl Romero

A Collazos le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica en agosto de 2014 | Raúl Romero

El autor de La modelo asesinada recibió en 2012 la Orden Alejo Zuloaga de la Universidad de Carabobo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El reconocido escritor y periodista colombiano Oscar Collazos falleció ayer en la madrugada en Bogotá debido a una complicación de la esclerosis lateral amiotrófica que le habían diagnosticado en agosto de 2014.

Collazos se inició en la literatura en 1964. Su trabajo abarcó novelas como Rencor, Señor Sombra, La modelo asesinada, En la laguna más profunda y Tierra quemada, la más reciente. Prolífico escritor, uno de los más exitosos de Colombia, también cultivó el cuento y el ensayo.

En sus obras se leen las preocupaciones por su país: la violencia, el narcotráfico, la corrupción, las estructuras de poder y sus relaciones con los individuos, así como la desintegración que ha afectado a Colombia en el último medio siglo.

Collazos fue también columnista de importantes diarios colombianos como El Universal de Cartagena, con los cuales colaboró hasta hace poco más de una semana, a pesar del avance de la enfermedad.

En el espacio “Quinta Columna”, que mantenía en El Tiempo de Bogotá desde 1997, comentó en febrero: “Escribo mis columnas de opinión cada semana y trabajo en la escritura de una nueva novela, mientras descubro una dimensión desconocida del amor y me conmuevo con la solidaridad de los amigos”.

En 2012 Collazos visitó Venezuela para asistir a la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo, en la que recibió la Orden Alejo Zuloaga. Este reconocimiento se sumó al Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar que obtuvo en Colombia en 2003 y 2004.

El Universal de Cartagena confirmó que los restos del escritor serán cremados y sus cenizas llevadas a su natal Bahía Solano, Chocó.






kfranceschi@el-nacional.com