• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ópera de Viena democratiza la música con emisiones en vivo

 Cientos de personas asisten a la Ópera de Viena que comienza hoy la temporada 2013/2014 / EFE

Ópera de Viena temporada 2013/2014 / EFE

La idea, anunciada ya el pasado abril, ha tomado por fin cuerpo en forma de un portal, (staatsoperlive.com) que fue presentado hoy en la capital austríaca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ver en directo "La Flauta Mágica" de Mozart en la Ópera de Viena, pero sin salir de casa, a un buen precio y hasta en pijama, si se quiere, es la propuesta que el escenario vienés pondrá en internet a partir del 27 de octubre.

La idea, anunciada ya el pasado abril, ha tomado por fin cuerpo en forma de un portal, (staatsoperlive.com) que fue presentado hoy en la capital austríaca.

"Es nuestro deseo llegar a todas las viviendas con una excelente calidad de imagen y sonido. Que los espectadores que no necesariamente pueden venir a la Ópera porque viven lejos, porque no tienen tiempo o dinero para viajar, puedan tener esa experiencia", explicó a Efe el director del escenario vienés, Dominique Meyer.

"El caballero de la rosa", de Richard Strauss será la obra que estrene el próximo día 27 este sistema de retransmisión en directo.

Por los 14 euros (18,9 dólares) que cuesta ver esta obra en directo, el espectador recibe imagen y sonido en una calidad que va hasta la Alta Definición, dependiendo de la conexión de internet.

Las óperas se mostrarán en dos perspectivas: un plano general y fijo del escenario o una edición en vivo en la que se van sucediendo diferentes escenas, planos y detalles, siempre en riguroso directo.

En total, se usarán ocho cámaras de alta definición que serán controladas por tres equipos distintos.

Un ordenador o una televisión con conexión a internet son los aparatos requeridos para acceder al sistema.

Las retransmisiones comenzarán 30 minutos antes de que se levante el telón, con escenas del interior y el exterior de la Ópera, de sus camerinos, de los cantantes. Todo para crear ambiente operístico antes de que empiecen a sonar los primeros acordes.

Además, mediante una aplicación que se puede descargar en tabletas o móviles, el sistema ofrece otros materiales, como la partitura y subtítulos (en alemán, inglés y coreano, en un principio) que van apareciendo simultáneamente a la acción en el escenario.

Para ajustar la emisión a las distintas zonas horarias, se sucederán las retransmisiones, ya en falso directo", según la región en la que esté el espectador.

Además de los directos, el nuevo portal de la Ópera de Viena está preparando un catálogo de obras, tanto óperas como ballets, para contemplar bajo demanda al precio de 5 euros (6,7 dólares).

Ese catálogo se nutre de producciones ya filmadas e irá creciendo con nuevas obras.

Además, se podrá acceder a otros contenidos, como entrevistas con artistas, retratos de cantantes y músicos, paseos virtuales por el edificio de la ópera y un programa de mano de cada función.

Tras el "estreno" del día 27, otras dieciséis funciones serán retransmitidas en vivo hasta final de la temporada, entre ellas una nueva producción de "La Flauta Mágica"; "Trista e Isolda", de Wagne; el "Cascanueces" coreografiado por Nureyev; y el "Fidelio" de Beethoven.

Cuando se presente la temporada 2014/2015, la Ópera anunciará qué contenido se podrá ver "online" y también creará un sistema de abonos.

Con este modelo de retransmisión en directo, la Ópera de Viena quiere adaptarse a los nuevos tiempos, ampliar mercado y lograr ingresos extras para un teatro que tiene siempre puesto el cartel de "no hay billetes", por lo que el único medio de aumentar la taquilla convencional sería elevando el precio de las entradas.

"Creo que nuestro proyecto de internet va a ser un sistema democrático porque por 14 euros no es tan caro. Cualquiera se lo puede permitir. Es más barato que un CD o un DVD", opinó Meyer, quien definió este modelo como una forma de "llegar directamente al salón de la gente".

Los precios de la Ópera de Viena van, según el tipo de función, desde los 2 euros (2,7 dólares) que cuesta una localidad de pie a los 250 (339 dólares) que hay que pagar para un asiento en las primeras filas del patio de butacas.

Con todo, Meyer rechazó hoy durante la presentación del proyecto que las retransmisiones sean totalmente gratuitas:

"Opinamos que nuestro trabajo tiene un valor. Por eso no queremos hacerlo gratis", argumentó el experto francés.