• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Onofre Frías: el emisario del Caribe para el resto del mundo

Pintor y escultor Onofre Frías

Pintor y escultor Onofre Frías

El pintor y escultor venezolano se refirió a la situación del país, aceptando lo difícil que resulta avanzar contra la crisis en casi todos los ámbitos nacionales. Sin embargo, destacó  que es en los momentos de crisis en que las oportunidades más se presentan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Onofre Frías es un pintor y escultor venezolano que ha insistido en la necesidad de representar la cultura caribeña latinoamericana a través  de  obras artísticas. Las raíces, las tradiciones y el folclore son la principal caracterización de Onofre, con un estilo abstracto figurativo en el que mezcla los colores cálidos representativos de la región, “el norte del sur”.

El experimentado artista de 63 años, que comenzó su carrera en 1974, ha recibido premios y reconocimientos desde 1984.  Participó en un sinfín de exposiciones en Estados Unidos, Europa, África, Asia y toda Latinoamérica, incluyendo en el museo de Arte Latino de la Organización de Estados Americanos (OEA) y, próximamente, en una bienal de la Unasur.

“Mi trabajo es una expresión tropical. Es una fusión entre el folclore, la tradición y la geografía de la tropicalidad. Yo creo que hace falta representar quienes somos los venezolanos, los caribeños, debemos impulsar nuestra identidad  latina (…) El mexicano, por ejemplo, tiene su picante, su ranchera y sus cosas que identifican su cultura en todo el mundo, el venezolano no tiene eso”, comentó el artista.

“A través de mi obra he intentado tomar en cuenta incluso nuestra musicalidad: salsa, reggae, calipso, tambores. Es importante contribuir a este espacio geográfico en el que hacemos vida. Unasur me está invitando a una bienal de artes plásticas latinoamericanas precisamente por estO. Recuerdo que, en 2005, el pintor Carlos Zerpa y yo asistimos a una exposición en Madrid sobre la postmodernidad. Cuando llegamos nos llamaron ´artistas de la periferia´, imagínate eso, ese es el término con el que nos describieron”, narró el criollo.

Hasta con las uñas

Egresado de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), Onofre Frías ha aprendido a realizar sus trabajos sin que la crisis nacional de escasez de productos lo detenga.

Asegura que es un  investigador de materiales. En su taller, lleno de aerosoles, pinturas acrílicas y poliuretanos, el artista explora los caminos necesarios para no quedarse atrás con su trabajo. “El arte es la posibilidad de crear con  lo que tengas y lo que consigas (…) El verdadero artista siempre encontrará los materiales con los que se sienta cómodo”, indicó y agregó que en estos tiempos los artistas deben recurrir a la técnica mixta para continuar trabajando.

Profundizó en el diseño gráfico, para su tiempo llamado dibujo publicitario. También realizó estudios en fotografía y cine súper 8. “Yo, ahorita, estoy sumando todos mis oficios, he realizado todo  lo posible en todo lo que abarca las artes gráficas”.

Al preguntarle sobre sus maestros, explicó que se inspiró del artista uruguayo Joaquín Torres García y de los venezolanos Antonio Lazo y Samuel Baroni. “En el mundo del arte, ellos empiezan como tus maestros luego terminan siendo grandes compañeros”.

¿Puede vivir una persona solo siendo artista en Venezuela?

Onofre asegura que la vida de artista paga lo suficiente para alcanzar la felicidad y las metas personales de quien realiza esta sensible labor. “Este oficio puede empezarse académicamente,  pero al final uno mismo debe arriesgarse a hacer, a evolucionar, a crear y vender. Un artista tiene que estar creando y evolucionando constantemente, creando, eso no es fácil”.

Se refirió a la situación del país, aceptando lo difícil que resulta avanzar contra la crisis en casi todos los ámbitos nacionales, sin embargo, destacó a su juicio que es en los momentos de crisis en que las oportunidades más se presentan. “Picasso no dejó de ser Picasso en la Segunda Guerra Mundial, creo que eso es más grave de los que estamos viviendo ahorita. El verdadero artista seguirá trabajando sin importar qué”.

“Claro, trabajar con un pincel exquisito siempre será mejor, pero la función es expresarse siempre se encontrará una alternativa. En los últimos 16 años la demanda ha bajado, las galerías andan a la defensiva de no querer hacer exposiciones. Desde el inicio del siglo no ha habido apoyo, sino populismo”, dijo.

La política venezolana en el arte

Onofre consideró una “equivocación” expresar ideas políticas a través de creaciones artísticas para persuadir al “populacho”. Señaló que el uso del arte como crítica social, como sátiras por ejemplo, sería uno de los principales objetivos de todo artista, pero no para satisfacer intereses elitistas de quienes gobiernan un país, sobre todo uno en crisis.

“Todos tenemos derecho a apoyar o disentir de quienes queramos, ahora hay muy buenos artistas que apoyan al gobierno, y sus obras son impresas y pegadas en unidades de transporte público y quioscos. Sin embargo, en sus trabajos no ilustran causas políticas sino arte, así tiene que ser”.

“Si se quiere ilustrar política, tendría que ser genialmente como lo hacía Zapata, quien pintó sátiras de dictadores venezolanos antiguos”, concluyó, considerando a Zapata como una excepción, por cómo abordaba con humor negro la crítica política.