• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Onírica Mecánica vive el teatro con los 5 sentidos

La pieza invita a los espectadores a descubrir los dispositivos que hacen posible la magia sobre el escenario | CORTESÍA FITC

La pieza invita a los espectadores a descubrir los dispositivos que hacen posible la magia sobre el escenario | CORTESÍA FITC

La compañía española presenta un unipersonal titulado El intrépido viaje de un hombre y un pez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al teatro se va con los cinco sentidos. Esa es la premisa que rige el montaje El intrépido viaje de un hombre y un pez, que presenta hasta hoy la compañía española Onírica Mecánica. Los espectadores interactúan con Jesús Nieto, autor, director y actor del unipersonal, desde que entran al Espacio Plural del Trasnocho Cultural. Los invita a pasar, les pregunta el nombre y les aclara que él está allí para narrar una historia que puede gustarles o no.

Nieto encarna a un cuentacuentos solitario que recorre el mundo junto con un pez, una maleta llena de fotos y luces de Navidad, amén de otros muchos cacharros, que en realidad son invención de una agrupación artística llamada La Faena y del creador David Herráez. El protagonista de su historia se llama Eco, un niño huérfano que es enviado por los habitantes de un pueblo a buscar “la gruta secreta de las respuestas”.
 
Durante 50 minutos, Nieto y el público van dando forma a la historia de un viajero e inmigrante desde que nace hasta que muere. El narrador les propone resolver enigmas y les ofrece alternativas a los espectadores para construir un cuento que sólo puede tener un final: el ocaso de su protagonista.

Paralelamente, el actor interactúa con una serie de objetos y elementos sacados del teatro visual, que son manipulados tras una pantalla por Nico García, el otro integrante de la compañía. Así, las experiencias de Eco asumen colores, sonidos y hasta el olor de las cebollas de una receta de cocina que prepara para sanar su corazón.

La simplicidad de este argumento le permite a Nieto plantear una serie de reflexiones filosóficas acerca de las etapas de la vida. El texto recoge preocupaciones como la duda, el temor a lo desconocido, el amor, la soledad y las vuelca a través de un personaje que se proyecta en espejos que no existen, para descubrir al final que no es más que un eco de las vivencias de cada espectador dentro de la sala.

Una vez finalizado el montaje, Nieto invita a los espectadores al escenario, para que pisen las hojas caídas que Eco tuvo bajo sus pies, miren dentro de su maleta e incluso pasen a bastidores para descubrir algunos de los dispositivos mecánicos empleados por la compañía.

El intrépido viaje de un hombre y un pez
Espacio Plural, Trasnocho Cultural, Paseo Las Mercedes
Funciones; hoy, 4:00 pm
Entrada: 225 bolívares