• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Octavio Suñé: “Estoy rompiendo la maldición que siempre tuve con los segundos discos”

En 2010 el artista publicó su ópera prima en solitario, «Esto ya lo toqué mañana» | FOTO MANUEL SARDÁ

En 2010 el artista publicó su ópera prima en solitario, «Esto ya lo toqué mañana» | FOTO MANUEL SARDÁ

El compositor presentará mañana su segundo álbum como solista. En T.O.D.O. confluyen sentimientos que tienen como contexto la crisis del país, el divorcio del ex vocalista de La Nave y la muerte de su padre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Octavio Suñé es uno de tantos identificados con la metáfora del espejo retrovisor, esa idea de valorar el pasado sin devolverse; una reflexión de la que emerge un canto que el artista acompaña con una guitarra cómplice.

En cada frase las notas se alargan tenuemente, como símbolo de la repercusión, de las consecuencias, pero con la oportunidad de reivindicarse. Esa descarga hecha canción se llama “Alguna vez” y es la primera de su segundo disco como solista: T.O.D.O.

En el video del tema, el cantante y también director de la pieza audiovisual conduce un carro que tiene como copiloto a Norian Suárez, su pareja. Es el renacer, la etapa posterior al divorcio.

“Empecé a practicar meditación trascendental. Cada acción nuestra afecta al todo. En el disco anterior, Esto ya lo toqué mañana (2010), atravesaba una etapa de luz y amor porque acababan de nacer mis hijos. Luego vino la separación, encontré otra pareja, mi padre murió y se exacerbó la conflictividad social en Venezuela”.

El álbum empezó a grabarse en diciembre de 2013, por lo que buena parte de su realización transcurrió durante la intensificación de las protestas posteriores al 12 de febrero de 2014. De esa experiencia surgieron temas como “Mentira” y “Sintonizar”. “En el primero se nota mucho que las cosas no están funcionando, la sensación de no sentirse arropado por ese ente encargado del bienestar de los ciudadanos”.

A ese contexto se sumó la enfermedad de su padre, quien fue diagnosticado de un tumor cerebral en 2010. “Viajaba muy seguido a Argentina para estar con él. Era un tumor muy agresivo y le dieron 8 meses de vida. Entonces empecé a buscar medicinas alternativas. No creo en el tratamiento tradicional para el cáncer, pues está equivocado. Descubrí en Calcuta los protocolos de los doctores Banerji, tratamientos homeopáticos para cáncer cerebral. Con ellos mi padre aguantó 5 años”.

Por momentos pensó que la empresa sería imposible, pero pudo. “Estoy rompiendo la maldición que siempre tuve con los segundos discos. En varios de mis proyectos anteriores nunca pasábamos de la primera producción. Con La Nave, por ejemplo, dejamos algunos temas en maqueta”, dice el artista, que para este trabajo rescató dos de esas composiciones: “Años luz” y “Mi lumía”, esta última inspirada en el poema del mismo nombre del argentino Oliverio Girondo.

Suñé presentará mañana T.O.D.O. en el Centro Cultural BOD. El título del álbum es abierto a todas las palabras que surjan de cada letra, como demuestra en la pieza homónima, en la que cada línea se construye con frases que responden a esas iniciales. “Tu opinión deja opciones/ totalmente oscuras/ divinamente obscenas”.

“No me gusta que me etiqueten, pero el sexo, el amor y la atracción siempre me han llamado mucho la atención. ¿De dónde sale eso? ¿Por qué es tan importante en la vida del ser humano?”, indica sobre el erotismo que desde sus comienzos ha caracterizado parte de su obra.

Desde hace tiempo Suñé comparte su tiempo entre Caracas y Buenos Aires, donde pasa largas temporadas. “Hace poco le dije a Fernando Batoni, de Zapato 3, que somos sobrevivientes de esa generación de rockeros de los noventa. A finales de esa década la música electrónica se apoderó de la escena. En 1999 me fui a Madrid por esa situación y porque Hugo Chávez llegó al poder. Siempre he pensado que los militares no sirven para ser presidentes. Cuando volví en 2010 vi un resurgir de bandas, pero ahora volvemos a ver el exilio de muchos artistas”.


T.O.D.O.
Centro Cultural BOD
Mañana, 8:00 pm
Entrada: 1.680 bolívares