• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Objetos moribundos sobreviven con el arte

Carolina Vollmer utiliza algunas piezas de la antigua rotativa de El Nacional | FOTO MANUEL SARDÁ

Carolina Vollmer utiliza algunas piezas de la antigua rotativa de El Nacional | FOTO MANUEL SARDÁ

Materiales que cumplieron su vida útil son los símbolos con los que la artista refleja el drama de la subsistencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carolina Vollmer considera que el color es su vitamina. Pero la escasez de las pinturas con las que trabajaba sus obras la obligó a redescubrir el matiz original de los objetos, esos que después de cumplir su vida útil siguen contando historias a través del óxido anaranjado, las manchas grisáceas y las grietas oscuras.

Una a una fueron llegando las cosas a su taller, materiales que fue recolectando en su vida cotidiana. Botellones de agua, cables, filtros de chimenea y piezas de la antigua rotativa de El Nacional dialogan en Refugio, una exposición cargada de simbolismos relacionados con el drama de la supervivencia.

La muestra comienza con un video de dos minutos en el que la Constitución se convierte en papelillos. “La destrucción de la carta magna me parece algo verdaderamente dramático. Ha sido violada tantas veces, a conveniencia de intereses particulares, que no hay garantía de un marco legal que permita hacer país”, indica la artista.

Ese sentimiento se expresa en las bolsas herméticas que contienen cada uno de los capítulos de la Constitución hechos trizas, gesto que pudiera herir susceptibilidades, pero Vollmer no teme. “Siempre habrá quien acuse. Lo importante es que el artista viva con sus convicciones”.

La exposición continúa con otros grupos de objetos. Un conjunto de filtros de chimenea que estuvieron guardados en una industria esconden sus propias anécdotas. “Los encontré en un galpón sin techo. Su dueño no los botó, los dejó ahí, guardados, a la espera de ser rescatadas”.

Las piezas de la antigua rotativa de El Nacional también tienen un significado artístico dentro de la muestra. “Pensé en la censura y la espera. Las intervine lo menos posible. Todos esos metales están cargados de simbolismo”.

Tres botellones rellenos con cables, uno de los materiales más recurrentes en los trabajos de la creadora, son la metáfora del paso del tiempo, al igual que los ovillos de pabilo que se disponen sobre la pared.

Félix Suazo y Gerardo Zavarce son los curadores de la muestra en la que Vollmer continúa con el tema que nutre su línea de investigación. “La inhabilitación simbólica del aparato económico y del ordenamiento constitucional genera una causalidad disruptiva de la cual se alimenta la propuesta de la artista (...) En definitiva, se trata de testimoniar la quiebra funcional de un sistema, mostrando sus vestigios inertes y desmembrados, fuera de la lógica productiva a la que pertenecen”, escribe Suazo sobre la exhibición.

Refugio
El Anexo, Arte Contemporáneo
Avenida Eraso, edificio Caura, San Bernardino
(entre el Hospital de Clínicas Caracas y el Centro Médico)
Horario: domingo, de 11:00 am a 2:00 pm